La tristeza

Escribo este post conmovido. Y me acompaña en esta narración, un Adagio maravilloso de Haydn (el Cello Concerto Nº1 C Major). Porque a veces, puedo ser muy sentimental y encuentro en la tristeza, una belleza que me revive y ayuda a poner en valor, lo que de verdad me importa.

Y te confieso que son pequeñas cosas. Puedo llorar cuando veo una rama quebrada en el árbol que está junto a mi casa, y al que saludo cada día. Es que… hablo con lo que casi nadie.

La tristeza fue durante años, el patio de recreo de una depresión que me atrapó. Aprendí entonces, en esa prisión oscura, a dialogar con todo lo que habita en el mundo. Tristeza y alegría, dos emociones tan sublimes…luces y sombras.

Ayer me acosté con este mensaje enviado por mi padre:

«Se ha muerto. (….). El maldito virus».

Y me entristecí y recordé unas palabras que ese amigo, me dijo un día, en su casa preciosa de Miami: «me pareces una persona muy sólida Ignacio»

Y yo me emocioné pensando en su mujer y con el recuerdo de esas palabras llenas de generosidad, que en su día me llenaron de serenidad y alegría. Nunca te lo dije.

«Muchas Gracias (…..) Descansa en paz».

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Nuestro estado de ánimo tiene muchas maneras de mostrarse. Una de ellas es la voz. El timbre de voz o la manera que tenemos
Y es verdad. Así me siento. Yo mismo, no lo podría haber descrito mejor. Esta afirmación me ha evocado un pensamiento sobre el significado
Hay quien me “reprocha” que siempre hago por buscar la parte buena de todas las personas con las que me encuentro en mi vida.
Conversaba ayer con un amigo psiquiatra, sobre la “psicocosa” y la necesidad que tenemos los seres humanos de ser amados.
Bueno, no fue para tanto. Solo que, lidiar con imprevistos cotidianos, nos pillan por sorpresa y animan a cambiar el rumbo emocional que uno
Ultimamente, me ha dado por poner la otra mejilla cuando alguien parece que me agrede. Es lo que tiene marcarse como objetivo, querer ser

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.