El arte de vivir

El arte de vivir - Ignacio Isusi

¿Sabías que ansiolíticos, antiulcerosos y antidepresivos, son los medicamentos más vendidos?

Nuestra sociedad vive enferma de tristeza. (17 suicidios al día en España)

La inquietud por crecer como personas, es cosa de una minoría. Humanizarse no es tarea fácil porque aprender a vivir es todo un arte.

El arte de vivir

La mayoría prefiere vivir con las heridas puestas y sin curar, porque o desconoce la gravedad de las lesiones o si sabe de ellas, no comprende que se pueden curar.

Así que vamos caminando por la vida, desangrándonos primitivamente por cada esquina.

¿Pero quién puede tener ilusión e inquietud por conocer New York, si ni siquiera sospecha que existe?

Una de las dificultades mayores que encuentro en esto que se ha dado en llamar crecimiento personal, estriba en comprender algo esencial:

– lanzarme a crear la posibilidad de una mejor vida, pasa indefectiblemente por liberar las piedras que ocupan espacio en mi mochila y aprender a ser capaz de asumir mi parte de responsabilidad para con mi bienestar futuro –

Y esto, pasa necesariamente por un ejercicio de valentía: poner los ojos presentes en la vida pasada. Y desde ahí, hacer sentidos nuevos que me permitan cerrar heridas hasta que solo queden cicatrices.

Disfruta del día.

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Al verla ahora marchitándose, he sentido la necesidad de tomarla en mi mano. Ya en mi palma, le he susurrado; “cuántas veces en mi
Mi mujer y yo nos hemos escapado unos días de novios a la playa, para celebrar nuestro aniversario de boda.
Ayer pedí a la hija menor de unos amigos (tiene 8 años) que escribiera su nombre en un papel. Me enseñó un trocito
-Hay personas con tan poca empatía que aunque el mundo entero les recuerde cada día su déficit, ni siquiera tienen la empatía mínima y

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.