“Te quiero mucho Alberto”

Te quiero mucho hermano Alberto - Ignacio Isusi

Uno de los momentos en los que me he sentido más emocionado en mi vida, tuvo lugar en público y delante de más de 300 personas. Fue hace unas semanas, en el evento “Decirte que te quiero” de Madrid.

Sucedió cuando mi hermano Alberto Isusi que estaba por allí, se levantó de entre el público y me leyó delante del mundo entero y por sorpresa, esta nota que había escrito:

Qué te voy a decir Ignacio,

Tienes un gran corazón. Siempre lo has tenido. Siempre te he tenido dentro de mí, en mis pensamientos.

Tienes mucho mérito por todo lo que haces pero sobre todo por tu evolución como PERSONA.

Con cariño. Tu hermano.

Y nos dimos un abrazo.

Aquel día no le dije nada a Alberto, porque muy emocionado, me quedé sin palabras. En nuestra familia, somos muy pudorosos para estas cosas del amor, cuando se trata de hablar entre nosotros.

Con lo discreto que eres hermano, soy consciente de tu generosidad y valor para hacer una declaración como la que me regalaste de forma pública. Hoy sí te puedo decir, algo que nunca te he dicho antes.

Te admiro. Siempre te he admirado, desde que éramos niños.

Te quiero mucho Alberto.

Te quiero mucho hermano Alberto - Ignacio Isusi

Disfruta del día.

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Un día escuché que las mejores cosas de la vida son las que se regalan con el alma y se reciben con el corazón.
Conversaba ayer por la tarde con mi mujer y nuestra hija Carmencita, en una terraza junto al Chicago River. De pronto, el Cosmos se
Dicen que los niños que han recibido mucho amor en sus infancias, son adultos que aprendieron a amar de manera inefable.
Era temprano por la mañana y llevaba al cole a mi hija pequeña.Tenía entonces unos 10 años y le pregunté: “¿Qué es para ti
Pues mirad: yo tengo la certeza de que todas las personas, en el fondo, somos mucho más parecidas de lo que pensamos. Lo digo

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.