Un día bonito

Un día bonito - Ignacio Isusi

Ayer fue un día muy bonito, a pesar de los 3°C con los que amanecí en Madrid. Bueno, creo que todos los días son bonitos. Depende del ángulo desde el que se mire.

Un día bonito

Me levanté contento a las 6:00am Medité, luego escribí un post. Duchita, desayuno ligero (tostada con aguacate), un poco de música clásica para preparar sesión con coachee (la última de su proceso)

Una satisfacción enorme sentir lo que ha crecido durante el tiempo que hemos caminado juntos.

Comí con un hermano, un menú de 12€ que me supo a gloria bendita (lentejitas y pechuga de pollo a la plancha)

Luego preparé mentalmente trabajo, mientras paseaba mi alma, perdiéndome entre calles abarrotadas de humanos. Mientras, me abstraía del gentío escuchando la 5ª de Mahler (me sentí como si estuviera dentro de una peli)

Luego me compré en Fuencarral 3€ de castañas calentitas que metí en mi bolsillo del pantalón, como cuando era niño.

Llegué a casa y vi en mi móvil, que los de AirEuropa me han hecho “Gold” y no sé si reírme o llorar.

Veo la noticia de la millonada “mangada” en Andalucía, y mitiga mi cabreo un whatsapp de mi hija adolescente cantando una canción que ha escrito. Le gusta inventarse letras, cantarlas y enviármelas.

Aquí va una de mis preferidas, para presumir de hija?.

Disfruta del día.

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Un día escuché que las mejores cosas de la vida son las que se regalan con el alma y se reciben con el corazón.
Conversaba ayer por la tarde con mi mujer y nuestra hija Carmencita, en una terraza junto al Chicago River. De pronto, el Cosmos se
Dicen que los niños que han recibido mucho amor en sus infancias, son adultos que aprendieron a amar de manera inefable.
Era temprano por la mañana y llevaba al cole a mi hija pequeña.Tenía entonces unos 10 años y le pregunté: “¿Qué es para ti
Pues mirad: yo tengo la certeza de que todas las personas, en el fondo, somos mucho más parecidas de lo que pensamos. Lo digo
Os cuento que mi héroe, ese padre viudo septuagenario del que os hablo a menudo, me tiene una vez más impresionado con su energía

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.