Sorprenderse

Sorprenderse

Pensaba en la necesidad que tenemos, a veces, de conocer el detalle de lo que está por venir. Y en la dificultad de dejarse sorprender.

Reconozco que hay que ser muy VALIENTE para venir a un evento, sin más información que un título “Decirte que te quiero” ??, que puede hacer temblar la vulnerabilidad de cualquier alma.

Muy especialmente las que llevan mentes analíticas y muy racionales. Felicito a todas y todos los insensatos que cubristeis el aforo en unas horas. Habrá más, si salgo vivo de ésta ¡claro!!!! ??

Ayer alguien decía:

“Hola Ignacio,
Tienes un orden del día, temario, puntos generales, propósito o algo así, para la reunión en Madrid??
Estoy apuntado ya desde hace tiempo, y me encantaría pasar ese rato juntos intercambiando puntos de vista, experiencias, etc…

Si me vas a decir que me quieres, con 5 minutos bastaría, no???”

Dinos algo, por favor.
Hemos quedado con varias de tus followeras para tomar algo y vamos a invertir 2h de nuestro tiempo…”

Mi respuesta

“Cita a ciegas ?. Déjate llevar ??. Básicamente (hablaré)de esa tontería que llaman Amor y de cosas similares a esas generalidades sobre las que reflexiono en mis paseos matutinos. ¡Cómo te gusta controlar el terreno que vas a pisar ?! Interesante. Gran abrazo”

Disfruta del día.

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Un día escuché que las mejores cosas de la vida son las que se regalan con el alma y se reciben con el corazón.
Conversaba ayer por la tarde con mi mujer y nuestra hija Carmencita, en una terraza junto al Chicago River. De pronto, el Cosmos se
Dicen que los niños que han recibido mucho amor en sus infancias, son adultos que aprendieron a amar de manera inefable.
Era temprano por la mañana y llevaba al cole a mi hija pequeña.Tenía entonces unos 10 años y le pregunté: “¿Qué es para ti
Pues mirad: yo tengo la certeza de que todas las personas, en el fondo, somos mucho más parecidas de lo que pensamos. Lo digo

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.