Sorprenderse

Sorprenderse

Pensaba en la necesidad que tenemos, a veces, de conocer el detalle de lo que está por venir. Y en la dificultad de dejarse sorprender.

Reconozco que hay que ser muy VALIENTE para venir a un evento, sin más información que un título “Decirte que te quiero” ??, que puede hacer temblar la vulnerabilidad de cualquier alma.

Muy especialmente las que llevan mentes analíticas y muy racionales. Felicito a todas y todos los insensatos que cubristeis el aforo en unas horas. Habrá más, si salgo vivo de ésta ¡claro!!!! ??

Ayer alguien decía:

“Hola Ignacio,
Tienes un orden del día, temario, puntos generales, propósito o algo así, para la reunión en Madrid??
Estoy apuntado ya desde hace tiempo, y me encantaría pasar ese rato juntos intercambiando puntos de vista, experiencias, etc…

Si me vas a decir que me quieres, con 5 minutos bastaría, no???”

Dinos algo, por favor.
Hemos quedado con varias de tus followeras para tomar algo y vamos a invertir 2h de nuestro tiempo…”

Mi respuesta

“Cita a ciegas ?. Déjate llevar ??. Básicamente (hablaré)de esa tontería que llaman Amor y de cosas similares a esas generalidades sobre las que reflexiono en mis paseos matutinos. ¡Cómo te gusta controlar el terreno que vas a pisar ?! Interesante. Gran abrazo”

Disfruta del día.

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Al verla ahora marchitándose, he sentido la necesidad de tomarla en mi mano. Ya en mi palma, le he susurrado; “cuántas veces en mi
Mi mujer y yo nos hemos escapado unos días de novios a la playa, para celebrar nuestro aniversario de boda.
Ayer pedí a la hija menor de unos amigos (tiene 8 años) que escribiera su nombre en un papel. Me enseñó un trocito
Hoy comparto ilusionado con todos, este trabajo que he realizando en mi faceta de actor. Diría que es mi manera de ir haciendo
-Hay personas con tan poca empatía que aunque el mundo entero les recuerde cada día su déficit, ni siquiera tienen la empatía mínima y

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.