Esa última mirada

Esa última mirada - Ignacio Isusi

Me he despertado pensando en la mirada del enfermo terminal de cáncer, cuando sabe que le queda poco de vida. Bien porque alguien se lo ha anunciado o porque ya ha intuido de manera natural, que su final está demasiado cerca.

Los que trabajáis acompañándoles en esta última fase, comprenderéis bien a lo que me refiero. Es una mirada que habla por sí sola.

La última mirada

Permite que te detengas en ella y puedas auscultarla (si te atreves), igual que ella lo hace con todo lo que aparece en su camino.

Esa mirada es tan elocuente, que impacta a cualquiera. Es auténtica, muy humana y camina con lentitud. Posa su descanso en todo lo que observa, como si quisiera acariciarlo por última vez y sentir el tacto de la vida, para tratar de apresarla más tiempo.

Es una mirada que dice adiós desde una soledad que ella solo conoce. Y es valiente porque ha conocido todo el miedo que cabe en el alma humana, que es el miedo a morir.

Cuando eres testigo de ella, te regala la oportunidad en exclusiva, de aprender a relativizar quejas e insatisfacciones mundanas y valorar lo más preciado que tenemos: la vida.

Encuentro al observarla, la pureza que hay en los buenos sentimientos y me recuerda, al despedimos, que algún día quizás yo también aprenderé a mirar así.

Descansa en paz Luisa ❤️

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Os cuento que mi héroe, ese padre viudo septuagenario del que os hablo a menudo, me tiene una vez más impresionado con su energía
A alguien puede parecerle una frivolidad lo que os voy a contar, pero estoy un poco melancólico y me apetece hacerlo
A mí me gusta pensar que las personas debiéramos aspirar a ser como flores bonitas. Así que siempre que observo que alguna de mis hijas
Al verla ahora marchitándose, he sentido la necesidad de tomarla en mi mano. Ya en mi palma, le he susurrado; “cuántas veces en mi

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.