Ser padre no es fácil.

Ser padre no es fácil - Ignacio Isusi

De los trabajos que he tenido a lo largo de mi vida, el de “ser padre”, a veces, me ha resultado el más difícil.

Ayer, hablaba con mi mujer sobre la responsabilidad que siento. Le confesaba, que hay días que tengo la sensación de estar equivocándome, a la hora de liderar a mis teenagers 😂.

Entonces me consuelo rememorando lo que dice mi amigo psiquiatra Roberto:

«Da igual lo que hagamos con nuestros hijos. Lo vamos a hacer mal» y luego se ríe.

Hace unos días, el ahora presidente de una compañía, me contaba que años atrás, preguntó a su jefe por el motivo de no ascender a una posición de mayor responsabilidad a un directivo del equipo; que al parecer dejaba bastante que desear como padre y marido.

«Si no es capaz de gestionar un equipo de 4 personas (en alusión a su familia), ¿cómo va a gestionar uno de 4000?», le respondió.

Y me preguntaban ayer por una personalidad o referente que me haya inspirado a lo largo de mi vida. La respuesta fue:

«Mi querido padre».

Es un hombre sabio. Desde niño he podido disfrutar de sus valores. En su corazón habitan los mejores. Es por encima de todo, un hombre bueno de gran corazón. Y en parte lo es, gracias a la mujer que le acompañó en su vida: mi querida madre.

Disfruta del día del padre.

Ser padre no es fácil - Ignacio Isusi

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

A alguien puede parecerle una frivolidad lo que os voy a contar, pero estoy un poco melancólico y me apetece hacerlo
A mí me gusta pensar que las personas debiéramos aspirar a ser como flores bonitas. Así que siempre que observo que alguna de mis hijas
Al verla ahora marchitándose, he sentido la necesidad de tomarla en mi mano. Ya en mi palma, le he susurrado; “cuántas veces en mi
Mi mujer y yo nos hemos escapado unos días de novios a la playa, para celebrar nuestro aniversario de boda.

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.