La otra mejilla

La otra mejilla

Está resultando un ejercicio de lo más interesante porque me está permitiendo aprender muchas cosas.

Destacaría tres:

⭐️ que en realidad no siempre alguien me quiere agredir, es solo que yo siento una agresión. Hay un prejuicio que tiene que ver conmigo.

⭐️ que en lugar de reaccionar con enfado, siento serenidad y ello me permite pensar conversaciones constructivas que ayudan a resolver el “desencuentro”.

⭐️ que en todo enfado entre dos personas hay una explicación del todo comprensible cuando se llega al fondo de la cuestión y de las razones que mueven a cada uno.

Y aprovecho este momento y época complicada de la historia para algo verdaderamente importante:

Felicitar a mi tía abuela Mari:

¡FELICIDADES POR TUS 104 AÑOS TÍA!
👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻😀⭐️⭐️

Un abrazo para todos

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Nuestro estado de ánimo tiene muchas maneras de mostrarse. Una de ellas es la voz. El timbre de voz o la manera que tenemos
Y es verdad. Así me siento. Yo mismo, no lo podría haber descrito mejor. Esta afirmación me ha evocado un pensamiento sobre el significado
Hay quien me “reprocha” que siempre hago por buscar la parte buena de todas las personas con las que me encuentro en mi vida.
Conversaba ayer con un amigo psiquiatra, sobre la “psicocosa” y la necesidad que tenemos los seres humanos de ser amados.
Bueno, no fue para tanto. Solo que, lidiar con imprevistos cotidianos, nos pillan por sorpresa y animan a cambiar el rumbo emocional que uno
Han pasado los meses y…zoom, webex, skype, etc, funcionan. Pero tengo muy claro que nada de esto reemplaza el contacto humano.

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.