La otra mejilla

La otra mejilla

Está resultando un ejercicio de lo más interesante porque me está permitiendo aprender muchas cosas.

Destacaría tres:

⭐️ que en realidad no siempre alguien me quiere agredir, es solo que yo siento una agresión. Hay un prejuicio que tiene que ver conmigo.

⭐️ que en lugar de reaccionar con enfado, siento serenidad y ello me permite pensar conversaciones constructivas que ayudan a resolver el “desencuentro”.

⭐️ que en todo enfado entre dos personas hay una explicación del todo comprensible cuando se llega al fondo de la cuestión y de las razones que mueven a cada uno.

Y aprovecho este momento y época complicada de la historia para algo verdaderamente importante:

Felicitar a mi tía abuela Mari:

¡FELICIDADES POR TUS 104 AÑOS TÍA!
???????????⭐️⭐️

Un abrazo para todos

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Un día escuché que las mejores cosas de la vida son las que se regalan con el alma y se reciben con el corazón.
Conversaba ayer por la tarde con mi mujer y nuestra hija Carmencita, en una terraza junto al Chicago River. De pronto, el Cosmos se
Dicen que los niños que han recibido mucho amor en sus infancias, son adultos que aprendieron a amar de manera inefable.
Era temprano por la mañana y llevaba al cole a mi hija pequeña.Tenía entonces unos 10 años y le pregunté: “¿Qué es para ti

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.