El miedo es el castigo de los cobardes

Ser Valiente: El miedo es el castigo de los cobardes (por Faustino Fernández Orihuela) - Ignacio Isusi

He pedido permiso a mi amigo Faustino Fernández Orihuela para publicar su paseo matutino. Simplemente genial. Me dice que lo difunda sin problema, que “el miedo es el castigo de los cobardes”.

Ser Valiente

Faustino además de ser un tío genial y muy valiente, es padre, marido, director y guionista de cine (tiene varios cortos buenísimos) . También es el CEO de STAYmyway (antes Lock up), una empresa que suena ya muy fuerte y nada tiene que ver con el cine. En su paseo habla de la voracidad del sector de la construcción, de Mad Max y del infierno de Dante. Es un crack.

Cuando inició su start up, le pregunté -¿por qué has decidido emprender?.
-Para cumplir mi sueño. ganar el dinero necesario para rodar un largometraje- me respondió mirándome a los ojos.

Gracias Faustino. Yo sé que algún día oiremos hablar mucho de ti también por tu largometraje El mundo necesita más valientes como tú. ?

Mira lo que veo yo cuando voy a trabajar, prácticamente el puto infierno. Yo vivo allí mismo, en esas casas. Voy andando cuando el coche me deja tirado, ¡qué le vamos a hacer!. Me gusta pensar que es como el set de rodaje de  Mad Max. Antes era huerta pero lo han asfixiado y ya no crece nada, solo pueden construir -que es lo que más les gusta-. Pero bueno, ¿qué podemos hacer aquí? si pusiesen una entrada gótica parecería la entrada al infierno de Dante.  Y como decía «abandonad toda esperanza de salir con vida».

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Quiero daros las gracias a todos por vuestro apoyo en esta nueva faceta profesional como actor que he iniciado en Estados Unidos.
Ya solo quedan algunos tickets para la función del viernes 23 de abril. Las demás funciones están “sold out”. 😀😀🚀⭐️. En cuanto salen a
Todas las mañanas lo primero que hago al despertarme y abrir mis ojos es: “Dar gracias a la vida”.
Siempre he pensado que me siento privilegiado de tener una profesión que me apasiona tanto que no quisiera jubilarme nunca. ¿Por qué debiera hacerlo

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.