Una historia propia con motivo del día del libro

Día del libro - Ignacio Isusi

“Comparezco hoy ante la mejor Humanidad que ha existido, para un peor momento de nuestra historia. Y sostengo en mis manos, un mensaje ficticio de esperanza, que habla de los sentimientos universales más elevados; que son todos los que florecen en el corazón del Hombre bueno y tienen que ver con la ciencia de la naturaleza más exacta que conozco. La ciencia del Amor.”

Estas son las primeras líneas del texto que he escrito, titulado «¡Humano despierta!«, de unos diez minutos de duración, y he leído en vivo y en directo, hoy jueves a las 5:55pm. El motivo es porque es “el día del libro” y a Borja Rodrigo, se le ha ocurrido organizar este encuentro genial con la lectura. ¡Brillante iniciativa! ¡Bravo!? Muchas gracias por invitarme a participar. Un honor para mí. Y también gracias a todos los que vais a intervenir leyendo o escuchando. ?????. Sois increíbles.

Científicos piden perdón al “Pueblo”, porque nuestros dirigentes no lo hacen.

Durante la lectura, involuntariamente, me declaré científico del Amor. Luego pedí perdón en nombre de quienes nos dirigen.

Es lo que tiene la mala poesía…

Lo hice al final de la lectura de este texto, que puedes escuchar en el vídeo (tómate el tiempo)

Y lo más importante, antes de mi lectura, recordé a todos los fallecidos y sus familiares:

Un abrazo afectuoso para toda la Humanidad.

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Un día escuché que las mejores cosas de la vida son las que se regalan con el alma y se reciben con el corazón.
Conversaba ayer por la tarde con mi mujer y nuestra hija Carmencita, en una terraza junto al Chicago River. De pronto, el Cosmos se
Dicen que los niños que han recibido mucho amor en sus infancias, son adultos que aprendieron a amar de manera inefable.
Era temprano por la mañana y llevaba al cole a mi hija pequeña.Tenía entonces unos 10 años y le pregunté: “¿Qué es para ti
Pues mirad: yo tengo la certeza de que todas las personas, en el fondo, somos mucho más parecidas de lo que pensamos. Lo digo
Os cuento que mi héroe, ese padre viudo septuagenario del que os hablo a menudo, me tiene una vez más impresionado con su energía

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.