Una historia propia con motivo del día del libro

Día del libro - Ignacio Isusi

“Comparezco hoy ante la mejor Humanidad que ha existido, para un peor momento de nuestra historia. Y sostengo en mis manos, un mensaje ficticio de esperanza, que habla de los sentimientos universales más elevados; que son todos los que florecen en el corazón del Hombre bueno y tienen que ver con la ciencia de la naturaleza más exacta que conozco. La ciencia del Amor.”

Estas son las primeras líneas del texto que he escrito, titulado «¡Humano despierta!«, de unos diez minutos de duración, y he leído en vivo y en directo, hoy jueves a las 5:55pm. El motivo es porque es “el día del libro” y a Borja Rodrigo, se le ha ocurrido organizar este encuentro genial con la lectura. ¡Brillante iniciativa! ¡Bravo!? Muchas gracias por invitarme a participar. Un honor para mí. Y también gracias a todos los que vais a intervenir leyendo o escuchando. ?????. Sois increíbles.

Científicos piden perdón al “Pueblo”, porque nuestros dirigentes no lo hacen.

Durante la lectura, involuntariamente, me declaré científico del Amor. Luego pedí perdón en nombre de quienes nos dirigen.

Es lo que tiene la mala poesía…

Lo hice al final de la lectura de este texto, que puedes escuchar en el vídeo (tómate el tiempo)

Y lo más importante, antes de mi lectura, recordé a todos los fallecidos y sus familiares:

Un abrazo afectuoso para toda la Humanidad.

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Al verla ahora marchitándose, he sentido la necesidad de tomarla en mi mano. Ya en mi palma, le he susurrado; “cuántas veces en mi
Mi mujer y yo nos hemos escapado unos días de novios a la playa, para celebrar nuestro aniversario de boda.
Ayer pedí a la hija menor de unos amigos (tiene 8 años) que escribiera su nombre en un papel. Me enseñó un trocito
-Hay personas con tan poca empatía que aunque el mundo entero les recuerde cada día su déficit, ni siquiera tienen la empatía mínima y

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.