Aprender a amarnos

Esta mañana he tenido una conversación muy interesante sobre éxito y fracaso. Y al terminar, he evocado una pregunta recurrente que me suelen hacer:

“¿Qué falta en las empresas contemporáneas?”

Pienso que lo que falta ahora no es distinto a lo que ha faltado siempre. Es un ingrediente que requeriría de una mayor presencia en el mundo del trabajo y en la Humanidad entera.

Se llama “Amor”. ❤️

A muchas personas les da apuro hablar de Amor en una red “profesional” Seguramente piensan que es una cursilada o lo que sea.

Tengo la impresión de que una de las mayores dificultades que encontramos los seres humanos para vivirnos con más liviandad, es que no sabemos amar.

Nos cuesta mucho amar en general. Y pienso que mucho de este déficit tiene que ver con nuestra incapacidad para amarnos a nosotros mismos.

Debiéramos aprender a amarnos. Enamorarnos de este aprendizaje sería definitivo.

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Un día escuché que las mejores cosas de la vida son las que se regalan con el alma y se reciben con el corazón.
Conversaba ayer por la tarde con mi mujer y nuestra hija Carmencita, en una terraza junto al Chicago River. De pronto, el Cosmos se
Dicen que los niños que han recibido mucho amor en sus infancias, son adultos que aprendieron a amar de manera inefable.
Era temprano por la mañana y llevaba al cole a mi hija pequeña.Tenía entonces unos 10 años y le pregunté: “¿Qué es para ti
Pues mirad: yo tengo la certeza de que todas las personas, en el fondo, somos mucho más parecidas de lo que pensamos. Lo digo

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.