Yo soy español, español, español…

Hablaba con un amigo que en esta querida España, carecemos del más mínimo sentido de patriotismo saludable (y dejo fuera a vascos y catalanes independentistas que son los más patriotas del Universo) La mayoría de españoles somos patriotas de «medio pelamen» y a ratitos. La bandera se luce con timidez (¿cuántas tienes en casa?) y el himno no se tararea ni canta porque no se conoce letra. ¡Vamos! Para hacer patria nos queda el Fútbol y Rafa Nadal (Amancio Ortega se queda fuera el pobre por la envidia que despierta) Los estadounidenses no se andan con chiquitas. Todo a lo grande, las hamburguesas y el patriotismo. El país entero está inundado de banderas, el himno suena por todas partes y a todas horas… Lo tienen claro y meridiano: cuando de sentirse norteamericanos y parecerlo se trata, cero fisuras. Se sienten, son y actúan como patriotas. Un día decidieron contarse su historia de vencedores y amantes incondicionales de su país y así les va (se lo enseñan en los colegios y en casa desde niños) Entienden la importancia de los símbolos y también que gracias a las declaraciones que se hacen como individuos y país, alcanzan su Sueño Americano. Y mientras, los españoles seguimos dormidos, enredados en pesadillas y cuentos chinos las 24h.

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Hoy hace diez años que mi madre falleció víctima del cáncer con 63 años. Durante mucho tiempo he tenido el privilegio de poder
Hoy solo un mensaje breve para dar las GRACIAS a todas las personas que habéis podido venir a vernos al emblemático teatro 8 de
Ayer acudí como cada mañana a la cita puntual con mis plantas de tomates, pimientos, hierba buena y albahaca. Como cada día, las riego
Ayer bajé a la playa a darme un baño. El agua del mar restaura mi ánimo siempre que está alicaído. Y si está en
Hoy en mi paseo matutino continúo con una reflexión sobre el juego y lo importante que es divertirse, también a edades adultas. Y como

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.