Amor y redes sociales

Reproducir vídeo

En mi paseo de hoy, reflexiono sobre este tema que, quizás interesa a muy pocos. Y que sin embargo, a mi juicio, requiere ser abordado por nuestra humanidad de manera conectiva e individual de forma urgente.

Disculpa el ruido de la caterpillar, que limpia la playa. Pero es lo que tiene salir a pasear temprano. 😀

Ah!! El documental al que me refiero en el vídeo se llama “Social dilemma”. Muy recomendable.

Disfruta del día

Hola, ¡Buenos días! ¿Cómo estás? Bueno, aquí sigo, caminando por la vida un día más. Mira hoy con muchas ganas de hablar contigo del amor y de la redes sociales. Antes te quiero contar que hace años hubo una persona de esta red que me dijo algo muy bonito. Me dijo que Elvis había tenido muchísimo éxito con su gran éxito había sido porque había conseguido dirigirse cantar a la clase media americana del amor y del desamor como nadie lo había hecho antes y me dijo bueno pues que sepas que tú eres el Elvis de la redes. Me parece un piropo súper bonito, muy especial porque efectivamente yo siempre he pensado que en las redes falta hablar mucho del amor. En esa creencia a mi juicio equivocada pero respetada de que las redes son para eso para otra cosa. Pero yo creo que el amor es transversal a toda la vida y creo que hace falta, como siempre digo, que aprendamos todos a amarnos mucho más y hablar del amor. Creo que es la gran asignatura pendiente de la humanidad y más en estos momentos.

El otro día estaba leyendo temas que tiene que ver con el amor y me encantaba la relación que hace o la importancia que la refiere al amor para las para que las personas nos podamos vivir con unos grados de bienestar que hasta ahora están muy alejadas de lo que tenemos.

Sabes que en concreto a la oxitocina le llaman la hormona del amor es la cuando nos convertimos en personas más amorosas o aprendemos a amarnos o sabemos utilizar el amor de una manera responsable, pues liberamos muchísima oxitocina. En nosotros mismos y en las personas que se relaciona con nosotros. Las mujeres cuando dais a luz liberáis muchísima oxitocina, es indispensable para generar esa relación esa conexión con el bebé entre madre y bebé.

Es pura química, pero tiene todo el sentido del mundo y bueno yo creo que desafortunadamente, como siempre me habéis oído decir pues falta eso falta muchísimo entrenamiento de lo que significa el amor, ya no aprender a utilizarlo. Aprender a vivir desde el amor y para el amor en todos los dominios de nuestra vida.

Desafortunadamente tengo la impresión de que la redes sociales, especialmente los últimos años en los últimos 15/10 años pues lejos de venir a contribuir a propiciar una mayor vocación para vivir con el amor de una manera más presente pues creo que está sucediendo no sé si lo contrario pero desde luego no nos está llevando el lugar adecuado.

Ayer veíamos en familia un reportaje espectacular que se llama social… Ahora no me voy acordar del título ni en Inglés ni en español pero lo pongo aquí abajo ahora en el texto para que lo podáis mirar.

Ahora lo pongo por ahí.

Pero lo que me impacto de este programa que está en redes, que igual lo has visto, es que efectivamente las redes, en general, unas más que otras, pero es un negocio. No hay que olvidarse de eso y es que em ningún caso creo que alguien ha pensado en que tiene que haber una vocación de potenciar los mejores valores, los mejores sentimientos, incluido el amor. Nada más lejos, es un negocio y como todos los negocios. Bueno, dependiendo de quienes los auspicien o los levanten.

Pues fundamentalmente el objetivo es ganar dinero y más dinero. En concreto las redes sociales, y más particularmente en Facebook, el objetivo es mantenernos el máximo tiempo posible entretenidos, el máximo tiempo posible ahí, como sabéis, hay un esfuerzo intelectual muy grande por parte de quienes están en estas redes. Hacen trabajar los algoritmos de forma que nos mantengan, como digo, bien atados ahí. Como sabéis, el funcionamiento que tienen estas redes es muy similar al de las máquinas tragaperras y de juego que podemos encontrar en los casinos o que hemos visto toda la vida. Con el componente adictivo que tiene realmente están jugando con nuestra inteligencia, con nuestra capacidad, con nuestra vulnerabilidad ,a la hora de someternos a toda esa maquinaria, que hay mucho estudio psicológico detrás pero que insisto, en ningún caso discriminando si esto es bueno es malo, sino simplemente focalizándose en hacer análisis predictivos de nuestro uso, para poder, en definitiva manipularnos y llevarnos a lugares que nos pongan en una posición de compra, o de predisposición a la compra, o en la predisposición de hacer algo que alguien le interesa, porque va a ganar mucho dinero.

Y esto es muy importante. Viene pasando fundamentalmente desde el año 2009, y creo que esto está trayendo ya, desde luego, una humanidad mucho más alienada, mucho más perdida, mucho más polarizada. A nivel individual creo que está siendo muy dramático en muchos casos. El porcentaje de suicidios ha subido de forma exponencial desde el año 2009. Viene en el reportaje, y las depresiones en la gente joven, que fundamentalmente son los usuarios que hacen una utilización más intensiva de todo esto.

Y a nivel de humanidad, pues la sociedad vamos viendo que se va a polarizando mucho más los extremos. Está pasando en España, está sucediendo en Estados Unidos, también políticamente y no solo políticamente. Yo creo que en el orden de casi todas las creencias y en el fondo es porque casi nadie se ha parado a pensar en lo que nos está pasando.

Porque es como que no nos estamos dando cuenta de esa influencia tan brutal que estamos teniendo, y nos estamos alejando de una forma casi diría inmadura infantil porque no estamos tomando responsabilidad no de hacer un uso sensato de las propias redes, sino de lo que del negocio que implica la inteligencia artificial, que está puesta en servicio a todas estas redes, en ningún caso se va a ocupar de discriminar o de tener comportamientos éticos respecto de lo que nos venden, nos dan, o nos trasladan. Nada más lejos, como he dicho tenernos bien sujetos, persuadirnos, manipularnos, para que alguien en definitiva gane más dinero. Tan sencillo como eso.

Creo que hay unas redes que se libran, pero eso es una opinión muy personal. Creo que esa puedes tener esas en la medida en que yo al menos es lo que he podido investigar y saber y conocer y ya lo que me afecta a mí no siento esa esa acción coactiva manipuladora y puedo estar equivocado, pero esto es un poco la impresión que yo tengo no puedo decir lo mismo de otras.

En el documental está bien retratado todo esto. Nada más, al final a mí lo que me parece es que debiéramos, en definitiva, como siempre digo tomar responsabilidad. Mucha más responsabilidad, tomar responsabilidad por la incorporación como digo yo de los mejores valores de los que siempre me gusta hablar. Creo que vivir desde el amor y para el amor es uno de ellos tan sencillo y tan básico. Sencillamente porque eso va a contribuir a que nuestro cuerpo libere esta oxitocina maravillosa.

La hormona del amor que nos permita siempre vivirnos con unas cotas de libertad, de bienestar, de satisfacción, pues mucho mayores. Ayer pues preguntando, mis hijas que que opinaban de esto o y pues como dijo la pequeña: “Papá pues algo hay que hacer”.

Pues algo habrá que hacer… Cada uno en su esfera más individual, más persona, tomar conciencia. Yo creo que no sacralizar como digo yo, a las presuntamente voces autorizadas, técnicas que nos hacen creer que nosotros no sabemos nada. Yo creo que tenemos que madurar mucho como humanidad y desde luego individualmente, y tomar la riendas de nuestra vida y de nuestro mundo y protestar cuando vemos algo que pinta mal y hacer lo que cada uno puede hacer. Como digo yo, cada uno en su pequeña esfera. Yo utilizo esta. Utilizo esta red particular, que me gusta mucho, y que entiendo que contribuya hacer lo que a mí me gusta hacer, que es hablar de buenos temas, de buen rollo, pero que nos ayuda a crecer como seres humanos, como personas. Porque a mí me provoca una satisfacción. Seguramente tiene que ver con mi visión en la vida. Es tan sencillo como eso. Nada más, cada uno a lo suyo. Bueno nada más, solamente eso, que tengas un gran día.

Y que sigamos viviendo desde el amor y para el amor por más que a muchos les parezca una cursilada. Que tengas un gran día, cuídate.

Chao!

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

A mí me gusta pensar que las personas debiéramos aspirar a ser como flores bonitas. Así que siempre que observo que alguna de mis hijas
En mi última década en la vida, una de las frases que más me han repetido personas que me conocían desde siempre es: “Ignacio,
Ayer fui testigo en la playa, de una de esas escenas de película, en la que alguien gritaba “¡tiburón! ¡tiburón!”, mientras los bañistas que
A mis casi 50 años 🙈, hace unos minutos, acabo de grabar el primer casting de mi vida para una serie de un canal
Al verla ahora marchitándose, he sentido la necesidad de tomarla en mi mano. Ya en mi palma, le he susurrado; “cuántas veces en mi
Hoy cumple mi hija mayor 21 años. Se llama Cristina. En el desayuno cada uno le ha entregado su regalo. Nos hemos reído mucho porque

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.