Una alegría inesperada

Reproducir vídeo

Esas casualidades de esta red, ayer me encontré con un post de uno de los escritores con el que he aprendido y disfrutado mucho. Especialmente en años de mi vida, en los que mi alma se sentía muy triste.

Leer sus libros me reconfortaba y llenaba de esperanza.

Ayer, llamé ilusionado a la ventana de su perfil y unas horas más tarde, comprobé que éramos contacto. Mi escritor admirado, me había aceptado.😀🙏

Le envié un mensaje de agradecimiento por aceptarme en su red. Y sobre todo porque, al fin, he podido darle las gracias de viva voz, por lo valioso que ha resultado para mi vida, leer sus libros y escuchar sus reflexiones.

Y encima me envía un inesperado mensaje de voz, amable y cariñoso.

Muchas gracias. Álex Rovira Celma . Me diste una inesperada alegría.

Y por supuesto, os recomiendo que leáis su obra y escuchéis sus conferencias.

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Os cuento que mi héroe, ese padre viudo septuagenario del que os hablo a menudo, me tiene una vez más impresionado con su energía
Voy a publicar ahora mismo este pensamiento que tengo. Y desde luego, no voy a considerar si lo va a leer mucha gente o
A alguien puede parecerle una frivolidad lo que os voy a contar, pero estoy un poco melancólico y me apetece hacerlo
Hay quien dice que soy un personaje, otros piensan que soy raro. Alguna vez me han llamado “ente” y muchos se sorprenden conmigo porque
Aprender a disfrutar, en más ocasiones de las que nos imaginamos, puede no ser una tarea fácil. Pareciera el disfrute un sentimiento efímero al

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.