Permiso para jugar

Permiso para jugar

Dicen que jugar consiste en realizar una actividad o hacer una cosa, generalmente ejercitando alguna capacidad o destreza, con el fin de divertirse o entretenerse”.

Y pienso en que si algo saben hacer con destreza los niños es precisamente, jugar.. Sin embargo, por esas razones caprichosas que nos trae la madurez, los adultos aparcamos las posibilidades de jugar, en los rincones más lejanos e insospechados de nuestras vidas.

Confieso que necesito jugar. Ahora que dos de mis hijas ya viven sus vidas fuera de casa, echo de menos la diversión que comporta jugar despreocupadamente con ellas, sin el temor de ser imprudente, porque cuando se juega como niño, la prudencia no cabe y solo se recibe ésta, con la realidad que acerca la madurez.

No me quiero poner moñas, pero he encontrado en el teatro, esa ansiada posibilidad de jugar con otros adultos que cuando suben a un escenario se encuentran de cara con la diversión que siente el corazón de un niño.

Esta noche volvemos a salir a escena. Y como en cada una de las 21 funciones que nos han precedido (en todas se agotaron las entradas) nuestros directores nos dirán en clara advertencia, con su marcado acento argentino y abrazados en círculo:

“¡Chicos! ¡Diviértanse!

Y me parece oportuno tomar estas mismas dos palabras con toda la fuerza de su exclamación y gritarlas al final de este post, mientras se dirigen al corazón de todos los adultos que me leéis ahora.

Quizás, por alguna razón de la madurez y sus permisos, el juego no está presente en la vida como te mereces.

“¡Chicos! ¡Diviértanse!
“¡Chicos! ¡Diviértanse!

Disfruta de tu vida

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Hoy hace diez años que mi madre falleció víctima del cáncer con 63 años. Durante mucho tiempo he tenido el privilegio de poder
Hoy solo un mensaje breve para dar las GRACIAS a todas las personas que habéis podido venir a vernos al emblemático teatro 8 de
Ayer acudí como cada mañana a la cita puntual con mis plantas de tomates, pimientos, hierba buena y albahaca. Como cada día, las riego
Ayer bajé a la playa a darme un baño. El agua del mar restaura mi ánimo siempre que está alicaído. Y si está en
Hoy en mi paseo matutino continúo con una reflexión sobre el juego y lo importante que es divertirse, también a edades adultas. Y como

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.