Impacto emocional de la pandemia

Desde hace algunos años tenga la certeza de que todo cuanto acontece en la existencia es perfecto y necesario. Así que siguiendo esta mi particular coherencia, la pandemia ocupa un espacio necesario para nuestra humanidad.

Y sin duda, a largo plazo podrán observarse multitud de aspectos beneficiosos que afectarán a múltiples dominios de nuestras vidas, de manera individual y colectiva.

Sin embargo, en los próximos meses, pienso (ojalá me equivoque), que el impacto emocional de este acontecimiento histórico, va a ser de dimensiones incalculables. Ya ha empezado a serlo.

La crisis económica amenaza con instalarse en demasiados hogares de España e irremediablemente la oscuridad va a ensombrecer la felicidad y bienestar alcanzada. Al menos, el nivel alcanzado del que se venía disfrutando en nuestro país, antes de la pandemia.

Son numerosos los estudios que hablan de una tercera ola vinculada a los efectos psicológicos del Covid-19. Es interesante el caso de Alemania que está provisionando partidas económicas para enfrentar los efectos psicológicos que pronostican los expertos.

Como siempre, comparto contigo estas reflexiones por si te resultan de alguna utilidad.

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Hoy solo un mensaje breve para dar las GRACIAS a todas las personas que habéis podido venir a vernos al emblemático teatro 8 de
Ayer acudí como cada mañana a la cita puntual con mis plantas de tomates, pimientos, hierba buena y albahaca. Como cada día, las riego
Ayer bajé a la playa a darme un baño. El agua del mar restaura mi ánimo siempre que está alicaído. Y si está en
Hoy en mi paseo matutino continúo con una reflexión sobre el juego y lo importante que es divertirse, también a edades adultas. Y como
Me despierto y caigo en la cuenta en que, ahora que me voy acercando a los cincuenta tacos, busco integrar más momentos de juego

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.