Sobre la educación infantil

Reflexiones sobre la Educación Infantil - Ignacio Isusi

Me cuenta una persona a quien quiero mucho que siendo adolescente cada vez que cumplía años, su padre (un hombre ejemplar) le espetaba con humor, “a tu edad Mozart ya había creado «x» composiciones musicales”.? El joven sonreía con la mirada baja y luego se achicaba en su soledad y desamparo interior. Sabía que su padre (un hombre muy bueno) decía aquello bromeando y también para seguramente, impulsar la ambición de su hijo por el éxito en la vida. Pero en el muchacho nacía una duda sobre su propia valía, haciendo mella en su estima.

Reflexiones sobre la Educación Infantil - Ignacio Isusi

Evoco yo con la mirada de un hombre adulto la frase «líbrame señor de las buenas intenciones…» También que las bromas y el humor irónico que se lanza a los niños o jóvenes puede ser una ingenua torpeza. Desconoce el adulto que los niños sienten de manera absoluta y casi nunca entienden el doble sentido que el mayor saca a presumir.

Cuántas cosas debiéramos aprender antes de tener hijos ¿verdad?. Yo mismo cometo la misma torpeza que el padre de mi amigo, demasiadas veces. Quizás escriba esto para no cometerla más. Ojalá te sirva de algo esta historia que hoy te comparto.

Por cierto, mi amigo y su padre son maravillosas personas y se quieren mucho.

Disfruta del día

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

A alguien puede parecerle una frivolidad lo que os voy a contar, pero estoy un poco melancólico y me apetece hacerlo
A mí me gusta pensar que las personas debiéramos aspirar a ser como flores bonitas. Así que siempre que observo que alguna de mis hijas
Al verla ahora marchitándose, he sentido la necesidad de tomarla en mi mano. Ya en mi palma, le he susurrado; “cuántas veces en mi
Mi mujer y yo nos hemos escapado unos días de novios a la playa, para celebrar nuestro aniversario de boda.

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.