Se llamaba Marisa y falleció víctima de un cáncer

Coaching, una cuestión de amor

Se llamaba Marisa y falleció víctima de un cáncer a una edad temprana un día como hoy. A mí me cambió la vida. Gracias a aquel episodio aprendí a crecer personal y profesionalmente. También reconozco que descubrí la felicidad y el amor con efecto retroactivo. Gracias Mamá por todo lo que me has dado.

Coaching, una cuestión de amor

Hoy como homenaje a mi madre querida, te acompaño este texto que escribí y fue publicado en la prensa española. Espero que te guste y te permita conocer un poco más sobre mi persona y mi amor hacia el ser humano.

Coaching, una cuestión de amor

Disfruta de la vida.

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Cosas de la vida me acabo de encontrar con estas palabras que escribí a mi padre hace casi tres años y compartí en su
Pienso ahora, reviviendo estas imágenes de hace un rato, que descansar la vista en la belleza que tiene la naturaleza es alimento para encontrarnos
Las mudanzas son todo un acontecimiento en el que, además de infinitas cajas de cartón, se involucran muchos recuerdos, pensamientos y sentimientos.
Un día escuché que las mejores cosas de la vida son las que se regalan con el alma y se reciben con el corazón.

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.