Se llamaba Marisa y falleció víctima de un cáncer

Coaching, una cuestión de amor

Se llamaba Marisa y falleció víctima de un cáncer a una edad temprana un día como hoy. A mí me cambió la vida. Gracias a aquel episodio aprendí a crecer personal y profesionalmente. También reconozco que descubrí la felicidad y el amor con efecto retroactivo. Gracias Mamá por todo lo que me has dado.

Coaching, una cuestión de amor

Hoy como homenaje a mi madre querida, te acompaño este texto que escribí y fue publicado en la prensa española. Espero que te guste y te permita conocer un poco más sobre mi persona y mi amor hacia el ser humano.

Coaching, una cuestión de amor

Disfruta de la vida.

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Sobre la empatía y la dificultad para empatizar con los “no empáticos” ¡Qué sería de la vida si dejáramos de aprender!
Hace muchos años, cuando rondaba los “veintialgo”, hice la cándida observación a un amigo mío, de que había perdido cabello.

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.