Sigo desnudándome sin tomarme demasiado en serio.

Rincones del alma - Ignacio Isusi

Hay veces que siento el peso de la responsabilidad de escribir algo que por supuesto, aporte valor.

Creo que la presión es porque últimamente observo, que como tú, sois muchas las personas a quienes os interesa leer lo que escribo. Y la verdad, es que hoy encuentro en mi corazón poco contenido “de interés” que compartir. ?

Quizás esta confesión sea en sí misma algo que aporte algo. No lo sé. Forzar contenidos puede que sea un error. Es como hablar por hablar, cuando lo que toca es el silencio. A lo sumo tiene, el efecto ventilatorio que consigue templar la propia emoción. Y por otra parte, el que quiera que no lea.

Los rincones del alma

Quizás sea mi forma de mostrar otro rincón de mi alma, ventilar y seguir aprendiendo a comprenderme al margen de likes y visualizaciones.

Siempre me ha gustado ser responsable. Veo que no me he librado de esta mi necesidad.?. Y al menos, elijo dar una explicación de lo que siento. Sigo siendo imperfecto. ¡Menos mal! ? También veo que sigo riéndome de mí mismo, desnudándome sin tomarme demasiado en serio.

Pienso ahora que llevo meses escribiendo por LinkedIN, mi autobiografía sin derechos de autor ?. ¡Qué importante es el sentido del humor en la vida! ¿verdad? ?

Disfruta del día.

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Hoy comparto ilusionado con todos, este trabajo que he realizando en mi faceta de actor. Diría que es mi manera de ir haciendo
Los seres humanos cuando nos ponemos a crear belleza somos maravillosos. Disfrutemos de este sábado con este Mozart dance
Mamá y yo somos la gorra con la que hoy no te has querido proteger
Aprender a vivir desde el amor y para el amor en todos los dominios de nuestra vida.
Hay que estar muy pendiente de la brecha de la escucha, cuando hablamos con personas, para tener claro que la otra persona está entendiendo

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.