«Las peluquerías han cobrado un protagonismo inesperado». Anécdota simpática

El protagonismo de las peluquerías - Ignacio Isusi

Dicen que cuando entraba en su peluquería de Bilbao de siempre, su barbero de toda la vida, le preguntaba:

¿Cómo quiere que le corte hoy Don ……

«Sin hablar», respondía enfurruñado el cliente vizcaíno.

Esta anécdota simpática, ha venido hoy a mis pensamientos porque las peluquerías han cobrado un protagonismo inesperado.

Quizás siempre han sido más importantes de lo que nosotros mismos pensábamos y ahora ¡por fin! ha llegado el merecido reconocimiento.

Si analizas retrospectivamente tu última visita a una de ellas, comprobarás que peluqueros y peluqueras son, en el fondo, «abnegados psicoterapeutas».

Por muy poco dinero, le ponen la cabeza bonita por fuera y por dentro, a cualquiera que se siente en su silla frente al espejo, para mirarse el aspecto y el alma «sufriente».

La confianza que se deposita en estos profesionales es máxima, porque aprendieron a escuchar con paciencia, las cuitas de todos, y sin rechistar; frenando en múltiples ocasiones las irrefrenables ganas de hundir las tijeras en el cuello de algún cliente insoportable ?

¡Nuestros dirigentes lo sabían! Han querido mantener abierto este servicio para calmar el estado de nervios, la ansiedad y alarma mundial que el coronavirus está provocando entre nosotros sus gobernados.

 

El protagonismo de las peluquerías - Ignacio Isusi

Un abrazo a todos.

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Hoy comparto ilusionado con todos, este trabajo que he realizando en mi faceta de actor. Diría que es mi manera de ir haciendo
Los seres humanos cuando nos ponemos a crear belleza somos maravillosos. Disfrutemos de este sábado con este Mozart dance
Mamá y yo somos la gorra con la que hoy no te has querido proteger
Aprender a vivir desde el amor y para el amor en todos los dominios de nuestra vida.
Hay que estar muy pendiente de la brecha de la escucha, cuando hablamos con personas, para tener claro que la otra persona está entendiendo

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.