La «pandemia» no tiene fronteras

La pandemia no tiene fronteras - Ignacio Isusi

Estoy recién aterrizado en el aeropuerto de Panamá. Me he pegado un madrugón importante para tomar mi vuelo en Miami y llegar en hora a la cita que tengo con mi coachee en la capital panameña.

Bueno, pues a la salida del avión me acabo de encontrar con este control para verificar que ningún pasajero tiene fiebre. Uno a uno, hemos ido desfilando muy obedientes para pasar el examen.

Lo cierto es que he sentido en la propia piel, y no solo por los medios de comunicación, que la dimensión de esta “pandemia” es bestial y no sabe de fronteras. A ver cuánto dura… Mala pinta…

 

 

Panamá. Estamos entrando ahora y si, están haciendo pruebas para ver la temperatura. Es el coronavirus.

¿Cómo estás? Bueno, hoy no hay paseo matutino, porque tengo trabajo aquí en Panamá. Tengo un madrugón importante, pero fíjate lo que está sucediendo ya.

Saliendo del avión , viniendo de Estados Unidos, de Miami, pues ya en la puerta están haciendo pruebas para ver si tienes fiebre, ¿no? Para bloquearte la entrada. O sea que el tema se está poniendo complicado aquí. Presumiblemente estaba más tranquilo, pero no. Bueno, seguiremos viendo los progresos.

 

Ciao! Un abrazo y disfruta del día.

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Hay anécdotas cotidianas que se repiten de manera inexorable en ambas realidades familiares. Por ejemplo, cada vez que trato de beber un vaso de
A mi abuela Maria Teresa, que todo el mundo le llamaba Maite (en euskera significa amor) le parecía todo un acontecimiento aparecer en el
Quiero daros las gracias a todos por vuestro apoyo en esta nueva faceta profesional como actor que he iniciado en Estados Unidos.
Ya solo quedan algunos tickets para la función del viernes 23 de abril. Las demás funciones están “sold out”. 😀😀🚀⭐️. En cuanto salen a

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.