La educación emocional

Siempre he creído que llegará un día en el que la educación emocional se habrá instalado definitivamente como asignatura esencial en los sistemas educativos.

La obsolescencia contemporánea de los sistemas actuales es monumental. Así andamos los humanos, buscando alivio (al dolor que nos supone vivirnos) en antidepresivos, antiulcersosos, ansiolíticos…por no hablar de las drogas ilegales y el alcohol.

Algún día aprenderemos a encontrar en la incertidumbre e inseguridad que siempre trae y traerá cualquier vida, la inmensidad de la sabiduría. Disfrutar desde la experiencia inefable que es la vida en realidad, cuando se ha aprendido a aceptar lo que resulta, paradójicamente, casi imposible de aceptar.

Y como dice Tal Ben-Shahar “Aprender que la felicidad no es un código binario, de uno a cero, sino un subir y bajar. Es un viaje impredecible que termina cuando mueres”. Y como suelo decir, aprender a encontrar la ambición para reconstruir el andamiaje herido de esta obra inconclusa que somos los humanos, hasta nuestro último hálito.

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Quiero daros las gracias a todos por vuestro apoyo en esta nueva faceta profesional como actor que he iniciado en Estados Unidos.
Ya solo quedan algunos tickets para la función del viernes 23 de abril. Las demás funciones están “sold out”. 😀😀🚀⭐️. En cuanto salen a
Todas las mañanas lo primero que hago al despertarme y abrir mis ojos es: “Dar gracias a la vida”.
Siempre he pensado que me siento privilegiado de tener una profesión que me apasiona tanto que no quisiera jubilarme nunca. ¿Por qué debiera hacerlo

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.