Sobre la humildad

Reproducir vídeo

Es comúnmente aceptado que alguien humilde generalmente es una persona modesta que vive sin mayores pretensiones: alguien que no piensa que él o ella es mejor o más importante que otros.

Sin embargo, pienso que según la manera de cómo interpretemos este concepto, puede llevarnos a ser, nosotros mismos, los primeros que nos auto limitemos en nuestra posibilidad de crecimiento y desarrollo personal.

En mi paseo de hoy comparto contigo esta reflexión en voz alta sobre la humildad y la forma de interpretar su significado.

Lo hago a partir de la definición compartida por lo general, que dice que la humildad “es una virtud moral contraria a la soberbia, que posee el ser humano en reconocer sus habilidades, cualidades y capacidades, y aprovecharlas para obrar en bien de los demás, sin decirlo.”

Espero que te resulte de algún interés para pensar sobre ello.

Disfruta del día

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Voy a publicar ahora mismo este pensamiento que tengo. Y desde luego, no voy a considerar si lo va a leer mucha gente o
A alguien puede parecerle una frivolidad lo que os voy a contar, pero estoy un poco melancólico y me apetece hacerlo
Y pensaba ahora que entendiendo por disciplina, “el conjunto de reglas o normas cuyo cumplimiento de manera constante conducen a cierto resultado”…. a mí
Así que cuando tengas dudas al respecto sobre tu persona y te preguntes “¿quién soy?, puedes acercarte al dicho: “dime con quien andas y

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.