Fuente de inspiración y ejemplo de liderazgo

En las entrevistas de trabajo, suele pedirse al candidato que cite una persona, que sea o haya sido fuente de inspiración y ejemplo de liderazgo.

Yo diría: Eduardo Garteizgogeascoa.

Edu (así le llamábamos) era “subnormal”, como él mismo se auto proclamaba, con la naturalidad de quien no conoce la maldad de las palabras ni de las personas.

Eran otros tiempos. Edu, también era mi tío (uno de los hermanos pequeños de mi madre). Aunque murió joven, con 35 años, su deficiencia mental no le impidió trabajar en un taller, ganar un sueldo, ahorrar para darnos la paga, tener amigos, novias… y ser la persona más entrañable de la tierra.

Yo le quería mucho porque era muy bueno con todos. Vivía con nosotros en casa junto con mi abuela, durante largas temporadas.

Era un hermano mayor ”especial” con el que jugábamos a las cartas y al parchís, veíamos al Athletic… le apasionaba el periódico y tenía una memoria prodigiosa para recordar fechas y hacer cálculos matemáticos.

Cuando íbamos a la piscina en verano, otros niños se reían de él por su minusvalía (cojeaba y al hablar vocalizaba con dificultad) y a mí me daba mucha rabia que se metieran con él y yo les sacaba la lengua.

Edu me enseñó lo que era la bondad en su máxima expresión.

Te quiero Edu ❤️

Disfruta

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Las mudanzas son todo un acontecimiento en el que, además de infinitas cajas de cartón, se involucran muchos recuerdos, pensamientos y sentimientos.
Ayer pasé buena parte del día enfurruñado. En realidad lo que estaba es triste. Y recuerdo que la tristeza cuando no sabe ser ella
Ayer tuvimos el clásico episodio en casa de “negociación de alto nivel” o “tira y afloja”, con nuestra hija adolescente de 14 años (casi
Muchos sabéis que me dedico al desarrollo de directivos y organizaciones. Acompaño a profesionales de todo el mundo en sus procesos de cambio y
Es mi hija Carmen mirando por la ventana de su dormitorio en la Universidad. Ayer entró por primera vez a su cuarto, con la ilusión

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.