Ética en televisión

Ética en Televisión | Carlos Sobera en Supervivientes 19 - Ignacio Isusi

Hoy quiero felicitar al conocido presentador de TV, Carlos Javier Sobera Prado. Anoche fue de las pocas veces que he visto en TV a un profesional acordarse de la ÉTICA y llamar al orden, en vivo y en directo de manera contundente, asertiva y empática a una concursante de TV (se trata de una joven llamada Dakota) por su vocabulario inaceptable, comportamiento agresivo, mala educación y faltas de respeto continuas hacia otros concursantes.

El “ultimatum” con apercibimiento tácito de expulsión, sucedió anoche en el reality Supervivientes 2019, de Tele 5.

Muchos televidentes tienen que aprender que la violencia verbal puede ser una forma de agresión mucho más dañina que la física cuando hay una intención de herir o humillar a otra persona (que pregunten a las víctimas de maltrato cómo empezó todo… insultos y empujones).

Ética en Televisión con Carlos Sobera

Entiendo que estos programas tienen el objetivo de ganar dinero ofreciendo el mejor entretenimiento posible pero no debieran olvidarse nunca, que por su posición de poder, tienen una responsabilidad ÉTICA para con la HUMANIDAD. No todo vale en TV. Gracias Carlos.

 

Disfruta del día.

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Anoche tras la función experimenté uno de los sentimientos más hermosos que hacía tiempo que no tenía, la ternura.
Hay anécdotas cotidianas que se repiten de manera inexorable en ambas realidades familiares. Por ejemplo, cada vez que trato de beber un vaso de
A mi abuela Maria Teresa, que todo el mundo le llamaba Maite (en euskera significa amor) le parecía todo un acontecimiento aparecer en el
Quiero daros las gracias a todos por vuestro apoyo en esta nueva faceta profesional como actor que he iniciado en Estados Unidos.
Ya solo quedan algunos tickets para la función del viernes 23 de abril. Las demás funciones están “sold out”. 😀😀🚀⭐️. En cuanto salen a

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.