El Amor, en la autenticidad de los sentimientos de los otros

Sin embargo, sus alas y sus patas se habían quebrado. Traté de curar sus heridas aunque con poco éxito.  Ya no podría volver a volar.

Al soltarlo, el pobrecillo revoloteaba asustado por el suelo buscando refugio bajo una escalera. No pude evitar emocionarme. Y lloré mis lágrimas secas. Mi hija de catorce años también lloraba, mientras se abrazaba a su madre.

Pienso que a veces, también nos encontramos con el Amor, en la autenticidad de los sentimientos de los otros, aunque lleven tristeza

Y me acuerdo ahora que ayer compré un “yoyó” de madera. Lo vi en un escaparate y no pude contener mis ganas. Así que entré sin dudarlo y me hice con él.

Mientras jugaba en la calle con mi yoyó azul, la gente me observaba con tanta curiosidad como envidia 😂. Seguro que la escena dejó volar la mente de más de uno a su tierna infancia. Esto es muy bonito cuando pasa.

Luego aparecieron mis hijas y mi mujer. Se reían por mi nueva adquisición. Me gusta comprar cosas que permiten aflorar sentimientos y recuerdos bonitos.

Pero pasó lo que imaginaba: todas acabaron jugando con el yoyó como lo hacían cuando eran niñas. Y la gente miraba y todos reían con diversión y alegría. La magia de un sencillo yoyó azul de madera.

Disfruta del día

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Hoy hace diez años que mi madre falleció víctima del cáncer con 63 años. Durante mucho tiempo he tenido el privilegio de poder
Hoy solo un mensaje breve para dar las GRACIAS a todas las personas que habéis podido venir a vernos al emblemático teatro 8 de
Ayer acudí como cada mañana a la cita puntual con mis plantas de tomates, pimientos, hierba buena y albahaca. Como cada día, las riego
Ayer bajé a la playa a darme un baño. El agua del mar restaura mi ánimo siempre que está alicaído. Y si está en
Hoy en mi paseo matutino continúo con una reflexión sobre el juego y lo importante que es divertirse, también a edades adultas. Y como

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.