Como en las películas

Reproducir vídeo

Confieso que si algo me emociona de EEUU, son los tinglados que organizan para festejar, conmemorar, celebrar, reconocer méritos, etc. Aprovechan la mínima oportunidad que se les presenta en diferentes contextos de la vida cotidiana, para montar una emocionante e inolvidable “americanada”.

Hay que reconocerlo: en esto de organizar macro eventos, son buenos. Expertos organizadores y creadores de magia e ilusión. Nunca falta un artista o dos, para entonar el himno nacional, las palabras conmovedoras de alguien especial, luces, pantallas gigantes, estadios monumentales, ordenadas coreografías, uniformes, banderas, respetuosos silencios, merecidos aplausos…Igual que en las películas.

Todos estos ingredientes contribuyen a crear una atmósfera especial, en la que se mezclan multitud de sentimientos amables que favorecen una conciencia grupal de orgullo de pertenencia y unidad, difícil de describir. Igual que en las películas

He dicho muchas veces que EEUU, como cualquier país, tiene sus cosas buenas y malas. En esto de cuidarse y regalarse protagonismo individual de manera colectiva, en momentos significativos o hitos, son los mejores. Son de película.

Disfruta del día

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Pienso ahora, reviviendo estas imágenes de hace un rato, que descansar la vista en la belleza que tiene la naturaleza es alimento para encontrarnos
Las mudanzas son todo un acontecimiento en el que, además de infinitas cajas de cartón, se involucran muchos recuerdos, pensamientos y sentimientos.
Un día escuché que las mejores cosas de la vida son las que se regalan con el alma y se reciben con el corazón.

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.