Ayer domingo pasó algo que me gustó mucho

algo-que-me-gistp-mucho

La noche del sábado, por ejemplo, estuvo cuidando a los hijos de unos vecinos.

“¿Y qué vas a hacer?”, le preguntó mi mujer.

“Fregar platos en un restaurante”, respondió con seguridad.

(se hizo un breve silencio y continuó)

“Mamá, nunca me han pagado por fregar platos” dijo ilusionada y con inocencia.

“A mí tampoco”, respondió con divertida ironía mi mujer, con sus manos hundidas mentalmente en nuestro fregadero de la cocina 😂😂🙏

Cuando llegamos a casa a la hora de la cena, nuestra hija ya estaba en su cama, “reventadita”🙈😀 de agotamiento.

Me parece que estas experiencias que permiten estrenar sentimientos y aprendizajes, son las mejores guías para ir avanzando en el camino de la vida. Enseñan mucho desde múltiples perspectivas

¡A ver qué nos cuenta hoy de su vivencia como “fregadora de platos”! Ya os contaré.😀⭐️

Disfruta del día

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Ayer bajé a la playa a darme un baño. El agua del mar restaura mi ánimo siempre que está alicaído. Y si está en
A lo largo de mi vida he experimentado momentos inolvidables de alegría máxima. Recientemente viví uno de estos instantes, cuando me llamaron de una productora
Las mudanzas son todo un acontecimiento en el que, además de infinitas cajas de cartón, se involucran muchos recuerdos, pensamientos y sentimientos.

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.