Acariciar con palabras, una cuestión de tacto

Reproducir vídeo

Los humanos podemos vivir desprovistos de todos los sentidos con la excepción del “tacto”..

Y pienso ahora que no es casualidad que los seres humanos encontremos emociones en las caricias que hacemos o en las que recibimos, difíciles de explicar.

¡Y por cierto!, como he reclamado más de una vez ¡qué importante es también aprender a acariciar con las palabras!.

Al fin y al cabo, es otro manera de vivir la vida con “tacto”.

Disfruta del día

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Un día escuché que las mejores cosas de la vida son las que se regalan con el alma y se reciben con el corazón.
Conversaba ayer por la tarde con mi mujer y nuestra hija Carmencita, en una terraza junto al Chicago River. De pronto, el Cosmos se
Dicen que los niños que han recibido mucho amor en sus infancias, son adultos que aprendieron a amar de manera inefable.
Era temprano por la mañana y llevaba al cole a mi hija pequeña.Tenía entonces unos 10 años y le pregunté: “¿Qué es para ti
Pues mirad: yo tengo la certeza de que todas las personas, en el fondo, somos mucho más parecidas de lo que pensamos. Lo digo

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.