¿Una imagen sin interés? (post para pocos)

7:25am. Conduzco hacia el cole para llevar a mis hijas. Alcanzo el semáforo, miro a mi derecha y me encuentra como casi todos los días, la bandera de USA a media asta “¿por qué será hoy?” (desconozco el motivo, siempre hay uno).

Luego pongo mis ojos en este hombre con un “sin mangas rojo” y con su txapela puesta… “¿aquí en Miami?”. “¿Será vasco?” me pregunto y pienso que igual sí. Observo que lleva headphones , “¿qué escuchará?” “¿serán de apple?”. Y sus pies llevan deportivas “¿de qué marca?” y le acompaña un perro sin rostro “¿de qué raza será?” De ninguna y de todas, imagino. Y lleva jeans, el hombre. En España decimos vaqueros.

“¿Y quién es el del chaleco amarillo con un stop bajo el brazo y capucha puesta?” Es el que aparece en las pelis americanas de los domingos ayudando a los niños a cruzar hasta el cole.

Y luego está mi espejo retrovisor “¿veo mi reflejo?” Y hay muchas señales por todas partes y el suelo pintado con rayas de color azul raro. Y el cielo está gris y hay palmeras y coches.

Y me fijo ahora en el nombre de la calle…le pusieron Océano ¡qué bonito! ¡Cuántas preguntas en una sola imagen!

“¿ Y por qué observo tanto?”. Seguramente para comprenderme y después contártelo todo.

Disfruta del día.

 

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Quiero daros las gracias a todos por vuestro apoyo en esta nueva faceta profesional como actor que he iniciado en Estados Unidos.
Todas las mañanas lo primero que hago al despertarme y abrir mis ojos es: “Dar gracias a la vida”.
Siempre he pensado que me siento privilegiado de tener una profesión que me apasiona tanto que no quisiera jubilarme nunca. ¿Por qué debiera hacerlo
En mi paseo de hoy, reflexiono sobre la amistad y la posibilidad de retirar la condición de amigo a alguien que lo fue.
Han vuelto a ser tres días de función espectaculares. La de ayer, se la dedicamos a mi madre (habría cumplido 73 años).

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.