Una ANÉCDOTA simpática de mi viaje.

Una Anécdota Simpática de mi Viaje - Ignacio Isusi

Ayer mientras facturaba en el mostrador de COPA en Panamá, la señorita que atendía le comunicaba a una monjita que su segunda maleta no estaba incluida en su billete y debía abonarla.

La religiosa, con cara de disgusto y sin protestar, procedió a recuperarla con cierta dificultad por el peso. De pronto, un pasajero que estaba viendo la escena en la cola, se acercó al mostrador y dijo a la señorita de la compañía aérea: “por favor cóbreme a mí el importe de la maleta”.
Fueron unos cuarentaitantos dólares.

La monja le dijo: “Muchas gracias señor que Dios le bendiga”.
El hombre respondió: “Que Dios nos bendiga a todos”
El personal del mostrador coreó al unísono: “Eso, eso, a todos a todos” ?

La vida es genial.

Disfruta del día.

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

-Hay personas con tan poca empatía que aunque el mundo entero les recuerde cada día su déficit, ni siquiera tienen la empatía mínima y
Sobre la empatía y la dificultad para empatizar con los “no empáticos” ¡Qué sería de la vida si dejáramos de aprender!

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.