Un día muy especial

Un día de la semana solemos comer juntos. El menú, dos pizzas ricas y baratas en un restaurante corriente de Miami. Y ahí solemos conversar sobre la vida. Yo aprendo mucho con él.

Llego al sitio y mi amigo ya estaba puntual como un reloj, sentado a la mesa. Y observo que al lado de mi plato, había dejado una bolsa de Apple.

“Es un regalo para ti”, me dice en silencio y sin palabras, con su gesto puesto en una mueca y su mirada señalando la bolsa.

Lo cierto es que me he extrañado porque él sabe que yo soy cero tecnológico y no aprecio como se debiera lo que cuesta dinero y tiene que ver solo con la material. Y por otro lado, no había un motivo especial para recibir un regalo.

Entonces he mirado dentro. Y…..oooooh sorpresa!!!! ?

¡Un libro! ???

Pero no un libro cualquiera. Un libro de un filósofo que me apasiona y es mi preferido y editado en 1932. Un libro que mi amigo heredó de otro filósofo español: su tío muy querido.

Y ahora me lo estaba regalando a mí. ?

Abro la primera página y me encuentro esta nota preciosa escrita a mano (ver foto).

Me ha impresionado tanto que me he congelado para no emocionarme. Yo lloro con mucha facilidad y a veces me protejo.

Y caigo ahora que le tenía que haber invitado a las pizzas y hemos hecho como casi siempre: “a medias” ?.

También pienso que la amistad verdadera es maravillosa porque está inmersa en el amor y se nutre con detalles especiales, recibidos de amigos especiales que nos cuidan porque nos quieren, sin esperar nada a cambio. Solo la amistad.

Yo también te quiero Javier Rodriguez Amblés. Gracias amigo ❤️

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Hoy solo un mensaje breve para dar las GRACIAS a todas las personas que habéis podido venir a vernos al emblemático teatro 8 de
Ayer acudí como cada mañana a la cita puntual con mis plantas de tomates, pimientos, hierba buena y albahaca. Como cada día, las riego
Hoy en mi paseo matutino continúo con una reflexión sobre el juego y lo importante que es divertirse, también a edades adultas. Y como
Me despierto y caigo en la cuenta en que, ahora que me voy acercando a los cincuenta tacos, busco integrar más momentos de juego
Re ilusionarse. Seguía estos días pasados entretenido en mi duelo por no haber podido participar en la serie de Telemundo, a pesar de haber sido

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.