Sobre las rutinas del callar

Reproducir vídeo

En el día de mi Santo, comparto contigo desde el mar, algunas reflexiones sobre las rutinas del callar. Pienso que desafortunadamente, demasiado asentadas en nuestra sociedad.

Cuando la respuesta al Amor compartido es el silencio multitudinario, quizás es porque algo no anda bien en parte de la Humanidad.

Disculpa la calidad del sonido pero es lo que tiene el viento. 😉

Disfruta mucho de este día de San Ignacio.

Hola, ¿como estás?, bueno aquí estoy, hoy en paseo matutino, en mi super kayac que ya lo vas conociendo, y con mi super chaleco, porque además me he metido un poco hacia dentro, ahora que mi mujer no me está viendo, pero es verdad que creo que tengo un control del contexto en el que estoy, hay un viento noreste que me lleva siempre hacia la costa y la marea está a favor, con lo cual no hay problema. Me ha costado llegar hasta aquí.

El que no conoce el mar esto le asusta, pero si lo conoces un poquito y sobretodo aquí los que venimos del cantábrico, lo tenemos bien domado.

Venía pensado en la amistad. he escrito un post que igual has leído, que publiqué a noche, y venía a consecuencia de un post que yo había escrito, sobre mi tío Edu, que era deficiente mental y que yo compartí ayer con un chat de amigos que tengo, igual me está escuchando ahora alguno.

Es verdad que yo soy una persona impaciente, pero cuando traslado alguna comunicación como esa, un texto, a gente a la que quiero, de alguna manera si es verdad que espero recibir un feedback, lo que nunca espero es recibir un silencio multitudinario, que es lo que recibí ayer. Y eso me hace sospechar que algo no anda bien conmigo, que realmente soy yo el que tiene algo diferente.

El que espera algo que no es lo habitual, porque en un grupo muy amplio de personas nadie se atreve a pronunciarse, ni siquiera en privado. Y eso me ha hecho pensar muchas veces, se lo he dicho a mi mujer. Evidentemente quizás tiene que ver conmigo. Una vez le pregunté a mi padre que no comprendía sus comportamientos, alguna palabra o algo, y él me dijo que no esperara comprender todo en la vida, que todo no se puede comprender.

Y efectivamente sigo así, sigo sin comprender muchas cosas, pero no deja de entristecerme un poco, por que ¿qué tiene de malo compartir cosas bellas, el amor, sensibilidades? Y simplemente decir gracias, recibido o no, gracias por compartir, o hasta luego o una palabra.

Pero el silencio, esa rutina del callar, que está tan asentada en nuestra sociedad, a mi me entristece mucho, me decepciona. Decía que no me entristecía ni me decepcionaba, pero si, me entristece y me decepciona. Y no quiere decir que por esta razón quiera menos a mis amigos, ni mucho menos, les quiero mucho, y les sigo queriendo, pero ahí hay algo que debe ser diferente en mi que no me acaba de hacer ningún sentido.

También hay que respetar todos los sentires, las formas de estar, de ser, pero eso me lleva a pensar que yo debo de ser un ser humano muy peculiar porque yo ante semejante mensaje hubiera devuelto algo.

Es como que alguien te quisiera abrazar y tu te quedas como estático, sin acoger ese abrazo, me cuesta mucho entenderlo. Pero es verdad que yo en demasiadas ocasiones, me encuentro con actitudes que son muy habituales pero que a mi me cuesta mucho entender. No llego a entender el por qué, yo entiendo que tiene que ver con el mostrarse vulnerable, o a que a la gente le cuesta mucho conectarse.

No conectarse, le cuesta mucho mostrar empatía respecto de temas muy sensibles, pienso que tiene que ver con algo de eso. De cualquier manera, mis amigos siempre serán mis amigos y no van a dejar de serlo por esto, pero bueno, es una reflexión que tengo. Mira que bonito, aquí en alta mar. Ahí están los edificios que no están tan lejos, en una horita y media es la puesta de sol.

Y ahí está Miami Beach al fondo que no creo que se ve y ahí, seguramente si continuamos por ahí España, si algún día me pongo a remar llegaré a España. Bueno nada más, que tengas un gran día, que disfrutes mucho, que la vida va de disfrutar, de aprender de compartir y de ser buenas personas, yo creo que solo queda ese camino, el otro es el de ser malas personas y creo que no compensa, cuídate mucho, que tengas un gran día.

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

A mí me gusta pensar que las personas debiéramos aspirar a ser como flores bonitas. Así que siempre que observo que alguna de mis hijas
En mi última década en la vida, una de las frases que más me han repetido personas que me conocían desde siempre es: “Ignacio,
Ayer fui testigo en la playa, de una de esas escenas de película, en la que alguien gritaba “¡tiburón! ¡tiburón!”, mientras los bañistas que
A mis casi 50 años 🙈, hace unos minutos, acabo de grabar el primer casting de mi vida para una serie de un canal
Al verla ahora marchitándose, he sentido la necesidad de tomarla en mi mano. Ya en mi palma, le he susurrado; “cuántas veces en mi
Hoy cumple mi hija mayor 21 años. Se llama Cristina. En el desayuno cada uno le ha entregado su regalo. Nos hemos reído mucho porque

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.