Me recuerdan a mis abuelos

Abuelos. El recuerdo de mis abuelos - Ignacio Isusi

¡Qué responsabilidad tan grande la de escribir todos los días algo valioso! ? ¡Menos mal que no me pagan porque hoy no tengo nada relevante que compartir! ? Así que no voy a hacerte perder el tiempo. ??

Bueno, igual sí tengo algo de interés que contarte. ¡Mira qué escena más entrañable he visto en una plaza céntrica de Madrid. ??

Abuelos. El recuerdo de mis abuelos - Ignacio Isusi

El recuerdo de mis abuelos

Siempre me han conmovido «los viejitos». Yo siento todo mi respeto y admiración hacia nuestros mayores… Me recuerdan a mis abuelos, que eran muy buenos y me enseñaban cosas valiosas. ?❤️.

Los abuelos aprendieron que la vida es dura. Y también, que puede llegar a ser maravillosa. Por eso miran despacio, caminan despacio y viven despacio…, como en cámara lenta.

Es su manera de sentir lo mejor que destila de la vida, con más intensidad y durante más tiempo. ?

Conocen bien el valor de la experiencia. ¡Cuántas alegrías y tristezas! ¡Cuántos sentimientos vividos, gastados, olvidados, revividos, estrenados…!

Los «abuelos» no pierden su tiempo, solo lo subliman lentamente, acariciándolo despacio, muy despacio. ?

Ojalá algún día pueda yo llegar a ser anciano.

Disfruta del día

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Pienso ahora, reviviendo estas imágenes de hace un rato, que descansar la vista en la belleza que tiene la naturaleza es alimento para encontrarnos
Las mudanzas son todo un acontecimiento en el que, además de infinitas cajas de cartón, se involucran muchos recuerdos, pensamientos y sentimientos.
Un día escuché que las mejores cosas de la vida son las que se regalan con el alma y se reciben con el corazón.
Tengo un amigo al que quiero mucho. Se llama Mario Puente Marcos y además de otras muchas cosas, es psicólogo.

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.