¿Qué decir cuando no hay nada que decir?

Suelo procurar escribir un post cada día de la semana. Tener el compromiso de compartir pensamientos, supone un ejercicio intelectual que estimula mi propia reflexión y me permite aprender.

Sin embargo hoy, después de muchos meses publicando a diario, he pensado que no tenía nada interesante que compartir.

Entonces me ha venido a la mente una frase que he leído hoy mismo y que encaja como anillo al dedo con esta sensación que tenía.

La frase me ha gustado mucho y dice así:

“Habla solamente cuando sientas que tus palabras son mejores que tu silencio”.

Dicho de una forma más castiza sería algo así: “para decir tonterías, mejor quédate callado”. ¿no te parece?

Y ahora que lo pienso, no he fallado a mi compromiso diario de compartir unas palabras.

No hay como estimular al músculo cerebral para que se anime a compartir algún pensamiento. 😀

Disfruta del día

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Ayer fui testigo en la playa, de una de esas escenas de película, en la que alguien gritaba “¡tiburón! ¡tiburón!”, mientras los bañistas que
A mis casi 50 años 🙈, hace unos minutos, acabo de grabar el primer casting de mi vida para una serie de un canal
Hoy cumple mi hija mayor 21 años. Se llama Cristina. En el desayuno cada uno le ha entregado su regalo. Nos hemos reído mucho porque
Recuerdo la primera vez que entré en al ascensor de un edificio con más de veinte pisos. Fue en Madrid y me sentí llegado
“¿Y tú que haces?” me lanzó a bocajarro alguien desconocido, amigo de amigo, al segundo de hacerse las respectivas presentaciones de cortesía al cruzarnos
Pensaba este viernes en diseñar un plan para vincularme profesionalmente al mundo de la actuación, de forma paralela a mi condición de coach.

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.