¿Qué decir cuando no hay nada que decir?

Suelo procurar escribir un post cada día de la semana. Tener el compromiso de compartir pensamientos, supone un ejercicio intelectual que estimula mi propia reflexión y me permite aprender.

Sin embargo hoy, después de muchos meses publicando a diario, he pensado que no tenía nada interesante que compartir.

Entonces me ha venido a la mente una frase que he leído hoy mismo y que encaja como anillo al dedo con esta sensación que tenía.

La frase me ha gustado mucho y dice así:

“Habla solamente cuando sientas que tus palabras son mejores que tu silencio”.

Dicho de una forma más castiza sería algo así: “para decir tonterías, mejor quédate callado”. ¿no te parece?

Y ahora que lo pienso, no he fallado a mi compromiso diario de compartir unas palabras.

No hay como estimular al músculo cerebral para que se anime a compartir algún pensamiento. 😀

Disfruta del día

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Hace muchos años, cuando rondaba los “veintialgo”, hice la cándida observación a un amigo mío, de que había perdido cabello.
Al finalizar la función del viernes pasado salimos a la calle a saludar al público. Entonces se acerca una madre con su hijita de

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.