Mi mujer dice que cocina mal

Mi mujer siempre dice que cocina mal. Yo le replico que eso no es cierto. Ella sin embargo, se lo repite obstinadamente cada vez que se lanza a preparar un plato.

Repite ese mantra para no decepcionarse, a sí misma ni a los demás, si su plato se malogra.

Pregunta y repregunta .“¿cómo me ha quedado? ¿ está bueno? …

Hay una tierna búsqueda de aprobación culinaria en esas dudas y preguntas dulces.

Que conste que es una mujer sólida y segura de sí misma, como a pocas personas he conocido. Sin embargo, frente a los fogones, los nervios y la incertidumbre se apoderan de su serenidad y templanza.

Con todo, cocina unos platos espectaculares. Siempre le digo que no hay peor obstáculo para el aprendizaje, que los mensajes autodestructivos que nos lanzamos indiscriminadamente y sin compasión, contra nosotros mismos.

Entonces ella, sin soltar la cuchara de madera, me lanza esa mirada con la que rememora lo que me dijo hace años: “te recuerdo que eres mi marido, no eres mi coach” 😂

Bueno, pues hoy mi masterchef preferida ha preparado una ensaladilla rusa espectacular.

Lo mejor, la carita 😃. Y evoco aquella frase: “A veces tu alegría puede ser la fuente de tu sonrisa, pero a veces tu sonrisa puede ser la fuente de tu alegría”, Thich Nhat Hanh

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Anoche tras la función experimenté uno de los sentimientos más hermosos que hacía tiempo que no tenía, la ternura.
Hay anécdotas cotidianas que se repiten de manera inexorable en ambas realidades familiares. Por ejemplo, cada vez que trato de beber un vaso de
A mi abuela Maria Teresa, que todo el mundo le llamaba Maite (en euskera significa amor) le parecía todo un acontecimiento aparecer en el
Estamos visitando universidades en EEUU. Pronto inicia esta nueva aventura de su vida, otra de mis hijas. En este país realizar este tour supone
Nuestro estado de ánimo tiene muchas maneras de mostrarse. Una de ellas es la voz. El timbre de voz o la manera que tenemos

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.