La incomprensión de algunos adultos

Reproducir vídeo

Cuando era niño, me encontré con la incomprensión de algunos adultos en muchas ocasiones (como le pasa a esta niña del vídeo)

El motivo era que ofrecía respuestas «no lógicas», (según ellos) a preguntas que me hacían.

Esperaban de mí, respuestas ¿normales? (normales para la mayoría de las personas).

Esta forma de responder, me ha perseguido y me persigue 😂 aún, provocando la sorpresa y la carcajada de mis amigos y familiares. Podéis preguntar a mi mujer que se suele tronchar de la risa con mis respuestas «originales» 😂

Hace años descubrí que esto que me sucedía y sucede, tiene que ver con mi forma “divergente” de pensamiento. También conocido como «pensamiento lateral» .

Esta manera «creativa» de procesar la información, suele ser muy bienvenida ante dificultades y conflictos que aparecen en contextos profesionales.

Comporta una creatividad tan incomparable que en ocasiones es la mejor opción para salir airoso de un problema aparentemente irresoluble. Al menos para un cerebro que elabora sus pensamientos desde la «lógica convergente».

Si eres de los que funcionas con esta manera de pensar, y no lo sabías, no te preocupes, en realidad tienes un «Don».

Disfruta del día

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Quiero daros las gracias a todos por vuestro apoyo en esta nueva faceta profesional como actor que he iniciado en Estados Unidos.
Ya solo quedan algunos tickets para la función del viernes 23 de abril. Las demás funciones están “sold out”. 😀😀🚀⭐️. En cuanto salen a
Todas las mañanas lo primero que hago al despertarme y abrir mis ojos es: “Dar gracias a la vida”.
Siempre he pensado que me siento privilegiado de tener una profesión que me apasiona tanto que no quisiera jubilarme nunca. ¿Por qué debiera hacerlo
Hace unos días, alguien a quien conozco poco, me dijo algo que (comúnmente) sería calificado por la mayoría de la humanidad como “una grosería”.

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.