Dar GRACIAS a la vida ?

Dar las gracias a la vida - Ignacio Isusi

Hoy comparto contigo esta reflexión sobre el sentimiento de agradecimiento.

¡Qué importante me resulta tomar conciencia de lo privilegiada que es mi vida, para así poder dar gracias por ella mostrando mi reconocimiento.

Me sirve entre otras cosas, para ahuyentar inseguridades, miedos o vulnerabilidades cotidianas… y poder crecer como persona.

Deseo que te resulte de utilidad, este pensamiento ?

 

Aquí sigo caminando por la vida, todavía arrastrando un poco este catarro que ya voy despidiendo poco a poco, los catarros no hay que cuidarlos demasiado porque dicen que se quieren quedar si los cuidas demasiado…

Gracias a la vida

Hoy quería hablarte del agradecimiento, en este caso el agradecimiento por la vida. Lo hablaba ayer con un amigo en su casa. Este amigo se llama Javier. Le dije:

Mira no sabes Javier lo agradecido que me siento últimamente con la vida, con lo que tengo, me siento un privilegiado muy afortunado de todo lo que tengo, en el plano personal, mi familia, mis amigos, en el plano profesional.

No tengo ninguna queja, ninguna, se lo digo mucho a mi mujer, de hecho, hasta a veces me da un poco de miedo porque sé que la vida, uno que va teniendo ya una experiencia, pues inevitablemente en algún momento siempre van llegado tristezas, dolores… Y afortunadamente ahora no es un momento así, es un momento dulce y me siento muy agradecido. Quería compartirte también que esto del agradecimiento no deja de ser un sentimiento de reconocimiento hacia alguien o hacia algo y en este caso es hacia la propia vida.

Creo que durante muchos años las personas vivimos en esa idea de crecer, cumplir objetivos, esos objetivos que socialmente parece que se nos marcan, sin mirar demasiado, yo que lo suelo decir tanto, a la vida interior, creo que el poder sentirse agradecido con la vida tiene que ver fundamentalmente con eso. Esa parte más espiritual de las personas, en el que parece que solo se les presta atención en momentos o en un momento vital de cierta madurez.

Ojalá alguien me hubiera hablado de esto siendo más joven, o quizás me hablaron, pero no lo escuché, no presté la atención suficiente, pero creo que me hubiera ahorrado muchos quebraderos de cabeza. Y sobre todo me hubiera permitido vivir con más libertad. Muchas veces cuando me siento ofuscado siento una cierta tristeza o miedo o inseguridad, analizo realmente el por qué y automáticamente me conecto con todo lo que tengo en mi vida y yo mismo me río de ese sentimiento de malestar reencontrándome con la fortuna de lo que tengo, de lo que vive, y dando gracias a todo lo que tengo. No se si estoy sonando como un predicador, creo que sí, pero lo cierto es que me a mi me ayuda mucho, sentirme agradecido por lo que tengo para despojar todos mis males y mis dolores de cabeza que son absurdos y totalmente infundados.

 

Hasta aquí mi reflexión, que tengas un fantástico día y hay que estar agradecido siempre por todo lo que se tiene

Disfruta del día.

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Los seres humanos cuando nos ponemos a crear belleza somos maravillosos. Disfrutemos de este sábado con este Mozart dance
Mamá y yo somos la gorra con la que hoy no te has querido proteger
Aprender a vivir desde el amor y para el amor en todos los dominios de nuestra vida.
Hay que estar muy pendiente de la brecha de la escucha, cuando hablamos con personas, para tener claro que la otra persona está entendiendo

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.