“Gracias a la vida que me ha dado tanto”

"Gracias a la vida que me ha dado tanto" - Ignacio Isusi

Llevo meses pensando en lo importante que resulta en mi vida, ser capaz de sentirme agradecido con lo que tengo. Con las cosas ¿sencillas? de la vida.

Al menos lo son, para quien como yo, vive en este «primer mundo»: una cama en la que descansar cada noche, comida, un techo, ropa limpia, ducha, personas que me quieren y a las que quiero… y podría seguir y no terminar nunca.

Cuando a veces me sobreviene a la mente alguna preocupación, la disecciono y analizo con toda la racionalidad de la que soy capaz.

Entonces concluyo que no es para tanto y que la mente, a veces, ve fantasmas donde no los hay.

Me ayuda mucho a ponerme en mi sitio, reflexionar sobre todo lo bueno que, objetivamente, hay en mi vida. Y cuando lo hago, me siento profundamente agradecido porque lo que encuentro, es bueno.

Es cierto que hay algún motivo de preocupación, debido a la enfermedad de algún ser querido. Y sin embargo, hasta en esta adversidad aparente, encuentro aprendizajes que me permiten transformar lo negativo, en algo positivo.

Pienso ahora en mi madre cuando tocaba la guitarra y cantaba en casa. Una de los temas que más me gustaba escucharle era “Gracias a la vida que me ha dado tanto”, de Violeta Parra.

"Gracias a la vida que me ha dado tanto" - Ignacio Isusi

Gracias por leerme ?

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Hace muchos años, cuando rondaba los “veintialgo”, hice la cándida observación a un amigo mío, de que había perdido cabello.
Al finalizar la función del viernes pasado salimos a la calle a saludar al público. Entonces se acerca una madre con su hijita de
Ayer una gran mujer con prestigio y éxito profesional, me preguntó sobre lo que podía hacer para crecer como persona. “Siento que el universo
Quiero daros las gracias a todos por vuestro apoyo en esta nueva faceta profesional como actor que he iniciado en Estados Unidos.

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.