FRACASAR

El Fracaso, la gestión de la incertidumbre - Ignacio Isusi

Ayer me preguntaron cómo gestioné la incertidumbre cuando empecé de cero en EEUU. Me sorprendió la pregunta, que yo mismo no me había hecho hasta entonces. No supe qué decir. Luego balbuceé algo relativo a la importante que resultó mantenerme fiel a mi sueño y a los objetivos marcados y que fui constante, ordenado y me esforcé y trabajé duro cada día.

Hoy añadiría que en varias oportunidades tuve la tentación de tirar la toalla y que lloré mucho como un niño indefenso y vulnerable, en mi solitaria soledad, para no asustar a mi mujer e hijas.

El Fracaso

Pensé en hacer las maletas y regresar a España varias veces. Creo que me ayudó a seguir avanzando, aceptar que FRACASAR era una posibilidad muy posible y que al menos ya había aprendido mucho de la experiencia.

Cuando lo hice, la paz y la luz regresaron a mi vida y seguí avanzando con la misma ilusión que tenía el día que cerré la puerta de mi casa de Vitoria. Gracias Silvia Elorriaga Riquelme

Bueno y para despedirme esta foto en un rascacielos que me hice hace unos días para chulearme ! porque tengo que confesarte que tengo terror a las alturas. !!

Disfruta del día.

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Cuando ayer vi esta foto, recordé una anécdota que me ha acompañado en mi memoria desde mis diez años.
A mí me gusta pensar que las personas debiéramos aspirar a ser como flores bonitas. Así que siempre que observo que alguna de mis hijas
Ayer fue el día del padre en EEUU. Así que propuse a mi mujer e hijas ir a cenar juntos a un sitio que
A lo largo de mi vida siempre he tratado de adaptarme a las nuevas circunstancias que me han sobrevenido. Hay quien dice de mí,
Ayer me llamó mi padre por teléfono. Estuvimos más de una hora hablando, de la vida, del trabajo, de dinero, de padres e hijos,
En mi última década en la vida, una de las frases que más me han repetido personas que me conocían desde siempre es: “Ignacio,

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.