¡FELIZ JUAGULY!

Feliz Juaguly, Happy Halloween - Ignacio Isusi

Vanessa lleva varios días deseándonos a todos ¨FELIZ JUAGULY.¨. Si no sabes de qué te estoy hablando, quizás te alegre el día. Allá por el 1 de noviembre del 2011, cuando mi madre (Marisa) estaba gravemente enferma (se llamaba en realidad Mª de los Santos), recuerdo que regresaba a mi casa naufragando y con el estado de ánimo agotado de tristeza. Tomaba mi iPad y me distraía con vídeos de Leo Harlem o Goyo Jiménez. Descubrí de manera natural que mientras resolvía dolores del alma, iba de maravilla tirar de repertorio de recursos humorísticos para distraer estados de ánimo que languidecían en su tristeza con el desasosiego propio de un libro de saudade.

A mis amigos de la «psicocosa» suelo compartirles que a veces siento que me hubiera gustado ser psiquiatra, de ahí que eligiera ese disfraz aquel año en mi primer Halloween en USA (lo siento, tocaba inmersión gringa total).

¿Sabes que no somos responsables de entrar en una emoción pero si de permanecer en ella?

Te aseguro que aprender a buscar la puerta de salida a una emoción que te quiere llevar por delante y encontrarla, es todo un ARTE.

Y vuelvo a Vanessa, especialmente si estás triste. Por favor sube el volumen y pincha en el play de esta foto de locura. Disfruta del día ??

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Hoy solo un mensaje breve para dar las GRACIAS a todas las personas que habéis podido venir a vernos al emblemático teatro 8 de
Ayer acudí como cada mañana a la cita puntual con mis plantas de tomates, pimientos, hierba buena y albahaca. Como cada día, las riego
Ayer bajé a la playa a darme un baño. El agua del mar restaura mi ánimo siempre que está alicaído. Y si está en
Hoy en mi paseo matutino continúo con una reflexión sobre el juego y lo importante que es divertirse, también a edades adultas. Y como
Me despierto y caigo en la cuenta en que, ahora que me voy acercando a los cincuenta tacos, busco integrar más momentos de juego

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.