Estás aquí porque has llegado

Yo tenía unos 3 o 4 años. Un amiguito mío, lanzó a la piscina un muñeco de plástico (un enanito con barba blanca).

Estuve unos segundos al borde del agua, mirando absorto como flotaba.

El niño me preguntó si me atrevería a cogerlo. Muy confiado de mí mismo, di un paso al frente (literal) y me tiré al agua.

Pero olvidé el detalle de que no sabía nadar🙈

Recuerdo no angustiarme mientras me hundía lentamente.
Luego vi que alguien con un pañuelo naranja en la cabeza se zambullía en el agua. Era mi madre.

Desperté rodeado de niños y con mi mamá apretándome el estómago.

Al poco tiempo, aprendí a nadar sin ayuda porque sentí que ya era capaz solo.

Al día siguiente, participé en una “competición”. Llegué el último. Tragué muchísima agua. Pero llegué.

La gente me aplaudía. 😀

Cuando vine a USA a vivir, en una comida con empresarios, comenté que no entendía cómo estaba junto a ellos. Era un sueño cumplido para mí.

Alguien me miró y dijo: “como diría mi padre, -estás aquí porque has llegado-”.😂

Pienso que hay experiencias en la vida que nos marcan sobremanera.. Algunos dicen que soy valiente. Yo creo que solo es que cuando me lanzo a cumplir un sueño, tengo la misma ilusión y confianza de aquel niño. Aunque eso signifique llegar el último.

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Sobre la empatía y la dificultad para empatizar con los “no empáticos” ¡Qué sería de la vida si dejáramos de aprender!
Hace muchos años, cuando rondaba los “veintialgo”, hice la cándida observación a un amigo mío, de que había perdido cabello.
Al finalizar la función del viernes pasado salimos a la calle a saludar al público. Entonces se acerca una madre con su hijita de
Hoy comparto con todos, mi voz. Y lo hago von motivo del evento espectacular que ha organizado, un año más, Borja Rodrigo – RODB

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.