España y el Indice Nacional de Consumo de Integridad (INCI)

Indice Nacional de Consumo de Integridad - Ignacio Isusi

Índice Nacional de Consumo de Integridad (INCI)

Hablábamos durante el desayuno mis hijas y yo, sobre el impacto que tiene la «Integridad» en la vida en general y en cada individuo en particular. Les compartía que si cada mañana al mirarnos a los ojos en el espejo, nos dijéramos a la cara: ¨yo me declaro una persona honrada, honesta, respetuosa con los demás y conmigo mismo(a), puntual, leal, congruente, disciplinado(a)…¨ y acto seguido, actuáramos conforme a lo declarado, alcanzaríamos un INCI imbatible.

Recordaba con mis hijas que la declaración de Integridad, es patrimonio protegido de la Humanidad y también apta para todos los públicos y a todas horas; que ser una persona íntegra empieza y termina en uno mismo. Solo así, con esta sencilla declaración matinal, podemos lograr transformar al contexto laboral, familiar, político, social… y resolver muchos problemas. Declararme una persona Íntegra y actuar en consecuencia, es la llave maestra que da acceso a estados humanos de bienestar tan exitosos como desconocidos. La integridad suena a algunos a poesía romántica y a cánticos celestiales, y sin embargo, solo es cuestión de dejar de echar balones fuera y de ponerle a mi vida toda la integridad que le falta, aderezada con grandes dosis de Amor.

 

Feliz Semana.

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Hay quienes piensan que son los “caprichos de unos multimillonarios” que han querido cumplir sus “sueños infantiles”. A mí me parece espectacular lo que
Aprender a disfrutar, en más ocasiones de las que nos imaginamos, puede no ser una tarea fácil. Pareciera el disfrute un sentimiento efímero al
La semana pasada nos dirigimos a la zona de alquiler de vehículos del aeropuerto de Atlanta, a recoger el coche que teníamos reservado, desde

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.