Escenas de la vida cotidiana

Escenas de la vida cotidiana

Era Marisa, mi mujer, con toda su concentración puesta en reparar nuestra averiada tostadora.

Por supuesto, la ha arreglado como si reparara tostadoras todos los días de su vida porque ella:

-Vale para todo. Lo mismo le da solucionar problemas y conflictos mundanos que encrucijadas espirituales-

Es un ser humano muy especial. Le incomoda que hablen bien de ella porque es muy discreta.

Es importante aprender también a traer la discreción a nuestras vidas.

Disfruta del día

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Ayer bajé a la playa a darme un baño. El agua del mar restaura mi ánimo siempre que está alicaído. Y si está en
A lo largo de mi vida he experimentado momentos inolvidables de alegría máxima. Recientemente viví uno de estos instantes, cuando me llamaron de una productora
Las mudanzas son todo un acontecimiento en el que, además de infinitas cajas de cartón, se involucran muchos recuerdos, pensamientos y sentimientos.

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.