Dueños del tiempo

Dueños del tiempo

Yo era muy joven y no entendía el sistema de funcionamiento de los elevadores de edificios altos (en función de la planta a la que te diriges, tomas uno u otro). El portero me lo tuvo que explicar 🙈.

Cada vez que entro en un rascacielos aún me acuerdo de aquella anécdota y entonces, sonrío.

Ayer volví a sonreir y además, mientras miraba hipnotizado el panel de botones, tomé conciencia de que:

– la vida ha pasado muy deprisa desde aquel, mi primer bautismo “ascensoril” 😂, y me siento feliz con mi vida.

– acumulo casi tantos años como los botones del ascensor de este edificio que me han transportado en unos segundos al recorrido de toda una vida.

– mi hija mayor, mañana cumple 21 tacos y francamente, me gusta mucho la mujer en la que se ha convertido. Es que el amor va de arriba a abajo.

– no sé si he llegado alto en lo económico (todo es relativo y comparable) aunque desde luego, si puedo decir que estoy donde quiero estar porque siento que soy dueño de mi tiempo.

– sigo teniendo un vértigo espantoso. Será que tengo miedo a elevarme demasiado 😂

Disfruta del día 🙏
#ignacioisusi

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Pienso ahora, reviviendo estas imágenes de hace un rato, que descansar la vista en la belleza que tiene la naturaleza es alimento para encontrarnos
Las mudanzas son todo un acontecimiento en el que, además de infinitas cajas de cartón, se involucran muchos recuerdos, pensamientos y sentimientos.
Un día escuché que las mejores cosas de la vida son las que se regalan con el alma y se reciben con el corazón.
Tengo un amigo al que quiero mucho. Se llama Mario Puente Marcos y además de otras muchas cosas, es psicólogo.

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.