“Nunca sabes dónde vas a encontrar al AMOR de tu vida”

Donde encontrar al amor de tu vida - Ignacio Isusi

Ayer pasé un día maravilloso que recordaré toda mi vida. Caminé durante horas con mi mujer y tres hijas por el cauce de un río espectacular (Virgin River, en Zion, Utah).

A primera hora alquilamos un calzado apropiado para el agua y allí conocí a Taylor, un joven mormón, simpatiquísimo que se tiró un año predicando entre Barcelona y Las Arenas (Getxo). Me dijo en perfecto español que «ama España» y que su novia también, aunque ella tiene «acento chileno».

Donde encontrar el AMOR de tu vida

Ya en el río, mi mujer le pregunta a nuestra hija adolescente, Carmen, que por qué se ha vestido «tan mona». Su respuesta «mamá, como dice el abuelo –«nunca sabes dónde vas a encontrar al amor de tu vida»-. ?

Nos bañamos en el río, tomamos unas manzanas rojas buenísimas de aperitivo y comimos un sándwich de jamón y queso espectacular «made at home ?».

En el shuttle de regreso al coche, mi compi de asiento, un gringo octogenario entrañable, me cuenta que la Familia es «lo más importante».

Y antes de ir al hotel, mi hija mayor, Cristina, propone tumbarnos juntos a la sombra de unos árboles preciosos. Y nos tumbamos en la hierba y nos quedamos los cinco en silencio mirando al cielo y a los árboles, disfrutando… en familia.

 

Te lo quería compartir. Disfruta del día.

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Cosas de la vida me acabo de encontrar con estas palabras que escribí a mi padre hace casi tres años y compartí en su
Pienso ahora, reviviendo estas imágenes de hace un rato, que descansar la vista en la belleza que tiene la naturaleza es alimento para encontrarnos
Las mudanzas son todo un acontecimiento en el que, además de infinitas cajas de cartón, se involucran muchos recuerdos, pensamientos y sentimientos.
Un día escuché que las mejores cosas de la vida son las que se regalan con el alma y se reciben con el corazón.

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.