Crimen y castigo

Crimen y Castigo - Ignacio Isusi

-¿Desean beber algo,? – pregunté ayer a los dos jóvenes que vinieron a casa a instalar unos muebles. – tengo coca cola, sprite, agua- , les ofrecí.

-Sprite- respondió el más joven a secas y sin dar las “gracias”.

Volaban las horas y veía que la funda nueva de un sofá viejo de Ikea seguía dentro de su caja.

– ¿Me pondrán por favor la funda nueva en el sofá verdad?- La respuesta cayó a plomo, en mi duda, confirmando mi sospecha.

– No señor – me respondió con acento cubano y mirada de satisfacción, -eso no está incluido en la orden-

-¿Y ustedes me harían el favor, debe ser un error…? (les hubiera pagado por invertir unos minutos más en hacerlo, pero esperé).

-No tenemos tiempo- me dijo sin dar opción.

-Está bien. El Cosmos se encargará entonces de poner las cosas en su sitio- les advertí divertido en plan guru, mientras me miraban como las vacas al tren.

Crimen y Castigo

Y por la noche el Cosmos habló. Los montadores se olvidaron un transformador enchufado a la pared de mi salón ¿Se te ocurre alguna moraleja? ja,ja ? (les he dejado aviso en el móvil, ¿vendrán a por él?)

Crimen y Castigo - Ignacio Isusi

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Os cuento que mi héroe, ese padre viudo septuagenario del que os hablo a menudo, me tiene una vez más impresionado con su energía
Voy a publicar ahora mismo este pensamiento que tengo. Y desde luego, no voy a considerar si lo va a leer mucha gente o
A alguien puede parecerle una frivolidad lo que os voy a contar, pero estoy un poco melancólico y me apetece hacerlo

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.