Crimen y castigo

Crimen y Castigo - Ignacio Isusi

-¿Desean beber algo,? – pregunté ayer a los dos jóvenes que vinieron a casa a instalar unos muebles. – tengo coca cola, sprite, agua- , les ofrecí.

-Sprite- respondió el más joven a secas y sin dar las “gracias”.

Volaban las horas y veía que la funda nueva de un sofá viejo de Ikea seguía dentro de su caja.

– ¿Me pondrán por favor la funda nueva en el sofá verdad?- La respuesta cayó a plomo, en mi duda, confirmando mi sospecha.

– No señor – me respondió con acento cubano y mirada de satisfacción, -eso no está incluido en la orden-

-¿Y ustedes me harían el favor, debe ser un error…? (les hubiera pagado por invertir unos minutos más en hacerlo, pero esperé).

-No tenemos tiempo- me dijo sin dar opción.

-Está bien. El Cosmos se encargará entonces de poner las cosas en su sitio- les advertí divertido en plan guru, mientras me miraban como las vacas al tren.

Crimen y Castigo

Y por la noche el Cosmos habló. Los montadores se olvidaron un transformador enchufado a la pared de mi salón ¿Se te ocurre alguna moraleja? ja,ja ? (les he dejado aviso en el móvil, ¿vendrán a por él?)

Crimen y Castigo - Ignacio Isusi

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Hoy solo un mensaje breve para dar las GRACIAS a todas las personas que habéis podido venir a vernos al emblemático teatro 8 de
Ayer acudí como cada mañana a la cita puntual con mis plantas de tomates, pimientos, hierba buena y albahaca. Como cada día, las riego
Ayer bajé a la playa a darme un baño. El agua del mar restaura mi ánimo siempre que está alicaído. Y si está en
Hoy en mi paseo matutino continúo con una reflexión sobre el juego y lo importante que es divertirse, también a edades adultas. Y como
Me despierto y caigo en la cuenta en que, ahora que me voy acercando a los cincuenta tacos, busco integrar más momentos de juego

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.