CEREBROS AVERIADOS

Cerebros Averiados - Ignacio Isusi

No sé si eres de las personas que entre tus objetivos cerebrales de vida, figura el de dejar alguna huella indeleble en este mundo.

Durante años yo pertenecí a esa tribu. Quizás fue la manera que encontré de inmortalizar mi existencia y aliviar de esta manera, mi miedo a dejar de estar vivo para siempre. Quería hacer de mi vida algo valioso, una obra de arte inmortal, al menos para los ojos de los demás.¡Qué manía tenemos los humanos con ceder nuestro poder a desconocidos!?

Pensaba aquí y ahora en la peluquería, en una conversación que tuve la semana pasada con un profesional poderoso. Hablamos sobre el cerebro. Coincidíamos entre risas, que sin duda, el cerebro humano debe estar “averiado” ?.

Cerebros Averiados

No es posible que una maquina tan perfecta -como dicen que es el cuerpo humano-, lleve puesto de serie un músculo cerebral que nos da tantos quebraderos de cabeza.

¡Si es que sufrimos lo que no está escrito!. Algunos incluso sufren cuando llega el lunes o cuando llueve. Y no saben que la lluvia (y los lunes), como casi todo en la vida, hay que consentirla e incluso… disfrutarla.

Disfruta del día. Un abrazo. Gracias por leerme.

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Ayer me llamó mi padre por teléfono. Estuvimos más de una hora hablando, de la vida, del trabajo, de dinero, de padres e hijos,
En mi última década en la vida, una de las frases que más me han repetido personas que me conocían desde siempre es: “Ignacio,
Ayer fui testigo en la playa, de una de esas escenas de película, en la que alguien gritaba “¡tiburón! ¡tiburón!”, mientras los bañistas que
Paseaba ahora mismo por este camino y he recordado que un día apredí que para que en la vida haya luz, tiene que haber
A mis casi 50 años 🙈, hace unos minutos, acabo de grabar el primer casting de mi vida para una serie de un canal

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.