Ayer fue un día bonito

Desperté en sábanas recién estrenadas, medité y caí en la importancia de aprender a encontrar sabiduría en la incertidumbre e inseguridad que a veces me asalta.

La misma que sentí cuando vi que mi mujer había comprado unas sábanas por error, con la palabra “Relax” 😂 y que fueron sustituidas inmediatamente por unas blancas inmaculadas.

Luego hice el lunch a mi hija y pensé que nunca se ha quejado de lo que cocino. Seguramente porque intuye que pongo todo mi amor.

Después, preparé un desayuno rico a mi mujer y encendí una vela y puse una flor. Sé que es importante para ella y le hace feliz.

Seguido llevé al cole a mi hija y a su amiga Sol. Me parece un nombre precioso y se lo dije.

En mi paseo matutino encontré a un tío subido a una palmera cogiendo cocos🙈

Luego sesión con cliente enriquecedora y lentejas para comer 🥰

Pasé la tarde estudiando la obra de teatro que estrenamos en enero. Y leí un libro de “sincronicidades” que me cuesta comprender pero me reta.

Y por la noche… clases de cocina “solo chicos” después de 8 meses. Y disfrutamos contando historias de la mili y de la importancia de conocer gente nueva. Y alguien confesó encontrarse en una fase de la vida con la necesidad de “desconocer” a gente 😂

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Quiero daros las gracias a todos por vuestro apoyo en esta nueva faceta profesional como actor que he iniciado en Estados Unidos.
Todas las mañanas lo primero que hago al despertarme y abrir mis ojos es: “Dar gracias a la vida”.
Siempre he pensado que me siento privilegiado de tener una profesión que me apasiona tanto que no quisiera jubilarme nunca. ¿Por qué debiera hacerlo
En mi paseo de hoy, reflexiono sobre la amistad y la posibilidad de retirar la condición de amigo a alguien que lo fue.
Han vuelto a ser tres días de función espectaculares. La de ayer, se la dedicamos a mi madre (habría cumplido 73 años).

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.