¡Tiburón! ¡Tiburón!

Tiburon

Por fortuna, el susto quedó en una anécdota.

Regresaba mi sorpresa a la normalidad, cuando de repente, pasó por delante de mí, un humano calzando unos llamativos “botroncos” Parecía recién llegado de la operación “tormenta del desierto”.

Entonces pensé: “¿será un militar retirado que añora sus caminatas por otras arenas?”. Desde luego, ¡eso es no tener complejos! y conste que me parece estupendo. Sus motivos tendrá para llevar esas botas puestas ¿no?

Luego fui a casa e hice una paella espectacular de aspecto y de sabor (preparar un buen caldo de pescado es esencial). Sin embargo, el arroz me quedó duro 🙈. Hay algunas marcas, como “Bomba” que o cuatriplicas la relación caldo-arroz, o en Miami con el calorazo y humedad que hace a estas alturas, es imposible domarlo.

Y pensaba ahora en estas y otras anécdotas cotidianas y que no hay en la vida, como colocarse de espectador de uno mismo y de lo que acontece a nuestro alrededor, para aprender a evaluar las situaciones con ecuanimidad y sin prejuicios.

Disfruta del día

Si quieres estar al tanto de mis reflexiones, sígueme en estas redes:

Te puede interesar

Hoy hace diez años que mi madre falleció víctima del cáncer con 63 años. Durante mucho tiempo he tenido el privilegio de poder
Hoy solo un mensaje breve para dar las GRACIAS a todas las personas que habéis podido venir a vernos al emblemático teatro 8 de
Ayer acudí como cada mañana a la cita puntual con mis plantas de tomates, pimientos, hierba buena y albahaca. Como cada día, las riego
Ayer bajé a la playa a darme un baño. El agua del mar restaura mi ánimo siempre que está alicaído. Y si está en
Hoy en mi paseo matutino continúo con una reflexión sobre el juego y lo importante que es divertirse, también a edades adultas. Y como

¿Tienes una pregunta?

Si tienes interés en conocer mi opinión respecto de alguna pregunta de
ámbito profesional o personal que quieras hacerme, te ofrezco mi tiempo y
mi persona. Y desde luego, una respuesta, si la tengo.